viernes, 16 de abril de 2010

BALTASAR GARZON, TIENE NUESTRO APOYO.


Miguel Ángel Sandoval


Ciudad de Guatemala Me llamó la atención el escándalo alrededor de los “problemas” del juez Baltasar Garzón, conocido ampliamente por haber ordenado la detención de Pinochet y por haber iniciado el juicio por la embajada de España de Guatemala. Llegué a pensar en dos posibilidades, siendo la primera, que la acusación no tuviera fundamento y que se tratara de un montaje de la derecha neofranquista. La otra, que efectivamente el juez hubiera cometido algún delito y por ello fuera perseguido por la justicia de su país, lo cual me dije, es un ejemplo de madurez y sobre todo independencia judicial.


Pero luego aparecieron las opiniones en defensa del juez Garzón y ante ello no pude mantener las dudas. En un hecho más o menos inédito, las CCOO y la UGT de España, dos centrales obreras históricas, le dieron sin chistar su apoyo al juez Garzón. Digo que se trata de un apoyo mas o menos inédito pues las centrales obreras, una de orientación comunista y otra de vocación socialista, no siempre coinciden y sobre todo, cuando se trata de temas alejados del ámbito salarial o sindical. A continuación fue el turno de las Madres de la Plaza de Mayo, quienes manifestaron su apoyo al juez español.


Adelante, hubo intervenciones con reflexión que por su pertinencia me parece que es necesario mencionar, una de las cuales fue expresada por un dirigente de las CCOO: “De la crisis económica tarde o temprano saldremos, pero no podemos permitir que se consolide la crisis ética y moral que vive este país, necesitamos una transición ética y moral”, dijo Toxo animado por los aplausos.


Esto ultimo es el centro del debate actual en España, que es necesario pensar en nuestro país con detenimiento, pues Baltasar Garzón esta ligado a la historia nacional desde el momento en que acepto el caso de la embajada de España, y las acusaciones en contra de un grupo de militares y funcionarios autores de la mas descarnada represión. El correlato es simple: en el caso que Garzón fuera culpable de los cargos que le imputan, de manera automática los acusados por él en juicio de la embajada serian absueltos, incluso con disculpas oficiales y medallas de honor al merito. Nada que ver.


Y digo esto porque en Guatemala los medios han dado ribetes de escándalo a la nota sobre el asunto del juez español sin ponerse a pensar en lo que significa, que dicho en dos platos, es el regreso de la impunidad a España y la constatación de que la judicatura todavía tiene franquismo enquistado en sus filas. Pero hay algo más: esta en juego para países como el nuestro, la dimensión de la justicia universal pues un juez emblemático, seria utilizado por los impunes como la expresión de malos manejos en la justicia, y con ello se le daría un golpe bajo al concepto de justicia universal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...