martes, 14 de mayo de 2013

QUINOA, alimento ancestral

Antes de la llegada de los españoles a América, los beneficios nutricionales de la quinoa o quinua eran ampliamente valorados por los indígenas. Los mapuches por el sur y aimaras e incas por el norte, la cultivaban y consumían profusamente. Los incas la consideraban “grano madre”. Era sagrado. Tras el descubrimiento y la conquista, este cereal fue relegado a un tercer plano, convirtiéndose en una cosecha menor y sin importancia.
Pero la actual tendencia a consumir alimentos funcionales la rescató de la oscuridad y,
aunque hoy difícilmente se le levantará un altar, los europeos valoran sus propiedades, sobre todo en su variedad orgánica.
Eso la convierte en un producto de alto potencial con demanda muy atractiva, especialmente en Europa, donde también se usa como harinas, confitados y snacks.
Bolivia es el exportador más fuerte, con el 95 por ciento del total de lo que se comercializa globalmente.
Pero la demanda del mercado europeo supera en 700 toneladas anuales los envíos de ese país. Raya para la suma: una excelente perspectiva de negocio para Chile, que en 2006 vendió sólo 78 toneladas, lo que representa el 0,5% de las ventas de quínoa mundiales.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...