miércoles, 14 de abril de 2010

China propone abandonar el dólar como moneda de referencia… ¿Y qué hace Europa? (1/2)

«No estamos dispuestos a seguir financiando sus guerras»

Jochen Scholz www.voltairenet.org

Los servicios de inteligencia alemanes (BND) hicieron, al parecer por primera vez en toda su historia, un análisis que la izquierda [el autor se refiere a las fuerzas políticas de izquierda en Alemania, nota de la redacción] no podrá rechazar como una legitimación o una recomendación dirigida al gobierno federal para que actúe a favor de mantener o de extender el predominio de los países industrializados desarrollados.

Aunque no se ha observado hasta ahora ninguna divergencia en el seno del aparato gubernamental, la Deutsche Gesellschaft für Auswärtige Politik ha tenido en todo caso la amabilidad de permitirnos, a través de su publicación internacionalInternationale Politik (IP), echar un vistazo al estudio confidencial del BND [1]. La izquierda alemana y europea tendrá que acostumbrarse al concepto de «geopolítica» porque no fue el BND quien lo inventó. [2].

Sin ese concepto no es posible entender ni la historia de Europa, desde la estrategia del «equilibrio de poderes» que le sirvió al Imperio británico para mantener a Europa a raya, ni la Guerra Fría, ni los acontecimientos posteriores a 1989 [caida del muro de Berlín y del comunismo], dos factores en los que tuvo gran influencia el alumno del geopolítico Halford Mackinder [3], Zbigniew Brzezinsky [4], principal consejero del presidente Obama.

Abordemos el estudio del BND con la esperanza de que Andreas Rinke, autor de la IP, haya resumido correctamente la hipótesis fundamental de los redactores de dicho estudio.
El BND toma como punto de partido de sus reflexiones –que nos conducen a 3 posibles escenarios: la crisis financiera y económica mundial y las recetas que Estados Unidos, China y Rusia han implementado para enfrentarla.

La economía estadounidense es frágil

Es cierto que el BND señala, con toda justicia, que las consecuencias del gigantesco mecanismo de bola de nieve organizado por la oligarquía financiera anglosajona –sistema que se derrumbó– tendrán un impacto sobre la correlación de fuerzas a nivel mundial. Pero deja entrever que los escenarios –eficaces o no– resultantes de las diferentes medidas anticrisis tienen una influencia decisiva sobre algo que viene perfilándose desde hace años: el fin definitivo del «siglo americano», cuyas bases se establecieron, a partir de los War and Peace Studies [5], en 1944, en Bretton Woods [6] con sus instituciones y con el dólar como moneda de referencia. Pero esto es, aparentemente, confundir deseos con realidades.

Cierto es que la economía estadounidense es todavía la más importante del mundo, pero no es menos cierto que ha perdido su base industrial favoreciendo la creación de valores en el ámbito financiero. Esto ha sido posible porque el sistema mundial está basado en el dólar, lo cual ha permitido a Estados Unidos acumular una deuda cada vez más elevada con el resto del mundo, deslocalizar su producción en el extranjero y estimular un consumo basado en el endeudamiento.
A fines del año 2008, la deuda estadounidense representaba el 70% del producto interno bruto [
7].

El atlantismo...

Según Rinke, el estudio del BND se abstiene de indicarle al gobierno cómo reaccionar ante los cambios en la correlación mundial de fuerzas. Lo anterior constituye ciertamente un defecto ya que es de temer que los grupos de prospectiva de la Cancillería federal [de Alemania] y del ministerio de Relaciones Exteriores [de Alemania] limiten sus perspectivas a los 4 años de mandato cuando los cambios que se están gestando tienen que ver con un periodo mucho más largo.

Sin embargo, las políticas de Alemania y de Europa tienen que adaptarse a ese proceso que los especialistas vienen abordando desde hace al menos 10 años. Mencionemos esencialmente a Chalmers Johnson [8], James Cumes [9], Andre Gunder Frank [10] y Kishore Mahbubani [11].

Lo que un público cada vez más numeroso va aprendiendo sobre la crisis actual no cae del cielo. Pero la política europea sigue estando determinada por quienes se imaginan que pueden resistirse a las fuerzas económicas de Asia y de América Latina.
Prueba de ello
es el intento de instauración de una zona transatlántica de libre comercio [12], proyecto al que se dedica principalmente Elmar Brok, eurodiputado por la CDU.

...no tiene en cuenta las realidades

La historia militar nos enseña que todas las estrategias de defensa –desde la Gran Muralla china hasta la línea Sigfried de Hitler, pasando por la línea Maginot– fracasaron tarde o temprano. Esos ejemplos históricos palidecen cuando se comparan con las fuerzas económicas potenciales de que disponen solamente los países del BRIC (Brasil, Rusia, la India y China) [13]. A lo anterior se agrega la vulnerabilidad de Estados Unidos, que se debe a la dependencia de ese país del sistema del dólar que con toda intención ha evolucionado durante los últimos 65 años para contribuir de forma decisiva a las actuales modificaciones de los equilibrios a través del mundo [14].

El reclamo de liderazgo [15] formulado en 1948 en el exclusivo interés de Estados Unidos por el planificador en jefe del ministerio de Relaciones Exteriores George F. Kennan fue puesto en tela de juicio, por vez primera, durante los años 1970 por los países en desarrollo en el marco de CNUCED (ver UNCTAD por sus siglas en inglés) con la iniciativa conocida como «New Inter¬national Economic Order» [16]. Su objetivo era la disolución del sistema de Bretton Woods. El proyecto fracasó en aquel entonces debido a la correlación de fuerzas y la guerra fría. Hoy en día, la situación es totalmente diferente.

Siendo el mayor deudor a nivel mundial, Estados Unidos no puede seguir dictando solo las condiciones de la economía mundial.
Estados Unidos ya no está en condiciones de reducir el enorme déficit de su balanza comercial. Su economía no dispone de un abanico de productos lo suficientemente amplia y la calidad de sus productos no le permite lanzar una ofensiva exportadora.
Tampoco cuenta Estados Unidos con los medios necesarios para recobrar con suficiente rapidez la competitividad que puso en juego de forma deliberada.

La validez de la anterior afirmación se hace más evidente cuando vemos que la mayor parte de los planes de salvamento por miles de millones de dólares están destinados a mantener el sistema de la bola de nieve de los grandes bancos de Wall Street.
En ese contexto, los esfuerzos de los atlantistas alemanes y europeos por impedir, apoyando a Estados Unidos según las condiciones que dicta ese mismo país, un desplazamiento del poder económico y la influencia política hacia Asia parecen, más que dignos de un autista, decididamente suicidas.

Asia y América Latina abandonan el Titanic

En momentos en que China, principal acreedor de Estados Unidos, no parece sentir el menor deseo de agregar al balance de su banco central más obligaciones estadounidense carentes de valor [17] y estudia junto a los Estados del BRIC y otros socios asiáticos diversas alternativas al dólar, Estados Unidos está preparando para los 2 próximos años la emisión de nuevos bonos del Tesoro por un monto de 3 o 4 millones de millones de dólares [18] para financiar su propio déficit presupuestario, que será este año de 1,8 millones de millones de dólares y representará el 13% de su PIB.

Como es previsible que no haya suficientes compradores, la FED tendrá que intervenir y poner en marcha la máquina de hacer billetes. El problema es que ese incremento de la masa monetaria no se corresponde con la producción de bienes. Como consecuencia de ello el resto del mundo confía menos en la sabiduría del equipo gubernamental del presidente Obama que en el dólar.
En efecto, el billete verde sigue siendo considerado un refugio seguro cuando se producen fuertes turbulencias en el mercado de valores.

En Asia y en América Latina comienzan a implementarse otras soluciones para romper con el sistema del dólar. Los 6 Estados de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS) [19] y los Estados del BRIC tienen intenciones de concretar sus transacciones utilizando sus propias monedas. Varios acuerdos bilaterales se han firmado ya entre China, Argentina y Brasil, así como entre China y Malasia [20].

Aunque esos acuerdos son por el momento de carácter regional, lo cierto es que eran algo inimaginable antes de la crisis. Hace menos de 5 años, el gobierno estadounidense tenía todavía la capacidad de impedir, presionando a Japón, la conclusión de un acuerdo energético de 20,000 millones de dólares con Irán sobre la base del yen. (continuará)

[1] www.internationalepolitik.de...

[2] http://de.wikipedia.org/wiki/Geopolitik

[3] http://de.wikipedia.org/wiki/Halfor...

[4] cf. su libro «le Grand Echiquier» www.sandiego.indymedia.org/m...,

[5] http://en.wikipedia.org/wiki/War_an...

[6] http://de.wikipedia.org/wiki/Bretto...

[7] http://de.biz.yahoo.com/29052009/34...

[8] http:www.amazon.de/Imperium-verf%...

[9] www.authorsden.com/visit/vie... und www.authorsden.com/jameswcumes

[10] www.amazon.com/exec/obidos/ASIN/0520214749/o/qid=977701789/sr=2-1/102-4888843-1948159 sowie reorient.net/index.html

[11] www.mahbubani.net

[12] http://sandimgetriebe.attac.at/4947.html

[13] http://de.wikipedia.org/wiki/BRIC-S...

[14] Incluso antes de los planes de salvamento, Estados Unidos ya venía necesitando un aporte cotidiano de capitales por 2 000 millones dólares. Cf. Richard Haass (presidente del Council on Foreign Relations, in: Newsweek du 3/11/2008: «We require 2 bn a day just to stay afloat» www.newsweek.com/id/165648/o...

[15] http://de.wikipedia.org/wiki/George_F._Kennan, cf. «citations»

[16] http://en.wikipedia.org/wiki/New_In...

[17] Los bonos del Tesoro representan actualmente cerca de la mitad de las reservas de más de 2 millones de millones de dólares. Cf. también www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=13969

[18] www.handelsblatt.com/finanzen/breakingviews/wer-soll-nur-all-diese-us-staatsanleihenkaufen; 2152349

[19] http://es.wikipedia.org/wiki/Organi...

[20] Cf. Michael Hudson, «Dollarization: Dismantling America’s Financial-Military Empire»,www.globalresearch.ca/index.... va&aid=13969

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...