jueves, 2 de diciembre de 2010

Abandonar el comercio de carbono en las negociaciones de clima: no produce una reducción real de las emisiones

Con motivo de las negociaciones sobre clima de las Naciones Unidas que comenzaron en Cancún el lunes 29 de noviembre, Amigos de la Tierra Internacional le pide a los gobiernos que rechacen el papel de los mercados de carbono en los acuerdos internacionales sobre clima.
El comercio de carbono no produce una reducción real de las emisiones. Constituye una distracción que nos aleja de las acciones reales para abordar las causas estructurales del cambio climático. Los países desarrollados deberían reducir sus emisiones de carbono drásticamente a través de cambios nacionales reales, no comprando compensaciones de otros países.
La compensación de carbono no tiene ningún beneficio para los países en desarrollo. Sólo beneficia a los inversores privados y los principales contaminantes, y le permite a los países ricos evitar sus compromisos de reducción de emisiones.

El presidente de Amigos de la Tierra Internacional, Nnimmo Bassey, dijo: “Tenemos muy poco tiempo para que se produzcan los cambios sociales radicales que necesitamos para enfrentar el cambio climático y proteger nuestro planeta. Los gobiernos deberían dejar de lado inmediatamente el comercio de carbono para que podamos tener un futuro. Les pedimos a los países industrializados ricos que nos encaminen hacia una transición justa y rápida hacia la descarbonización. Cancún fracasará si estos países no se comprometen a profundas reducciones nacionales sin compensación y al suministro de financiamiento público adecuado que excluya al Banco Mundial."

Las propuestas relacionadas con la Reducción de Emisiones provenientes de la Deforestación en Países en Desarrollo (REDD) están progresando rápidamente, y se corre el riesgo de que estas se vinculen a los mercados de carbono. Esto haría que los países desarrollados paguen por proyectos de compensación que básicamente privatizan los bosques de los países en desarrollo para poder comprar el derecho a contaminar. Los sistemas de compensación del carbono de bosques ponen en riesgo el derecho de propiedad de las comunidades locales por sobre los bosques y evitan que los países industrializados ricos realicen las reducciones de emisiones necesarias a nivel nacional.

El financiamiento para el clima –las contribuciones financieras de los países desarrollados a los países en desarrollo que sufren por el cambio climático, también corren el riesgo de ser vinculados a los mercados de carbono. Amigos de la Tierra Internacional le pide a los gobiernos que se encuentran en Cancún que acuerden el establecimiento de un fondo climático mundial en el marco de la autoridad de la CMNUCC, y que el Banco Mundial no juegue ningún tipo de papel en él.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...