jueves, 17 de noviembre de 2016

Venezuela: Reflexiones sobre los resultados del diálogo gobierno-oposiciòn

Nouvelle donne politique au Vénézuéla… et retard de l’information en France ici

dialogo
Este sábado 12 de noviembre, el chavismo y la MUD (NdR càrtel de las oposiciones) consuman una serie de acuerdos que venían discutiéndose en la Mesa de Diálogo, propuesta por el chavismo como mecanismo de interlocución política y encarrilamiento de la derecha a los rediles de la política, luego de sucesivos actos propiciados de choque institucional y coqueteos de golpismo no consumado.

El enviado del Vaticano, monseñor Claudio María Celli, fue el encargado de leer el comunicado en el cual se llegaron a cinco acuerdos fundamentales. "El Gobierno Nacional y la MUD asumieron el compromiso de poner en práctica una hoja de ruta que permita normalizar la relación constitucional entre los poderes del Estado, el respeto recíproco entre los mismos y explorar medidas de acompañamiento económico en el marco legal, constitucional y de respeto a la soberanía nacional, que contribuyan a mejorar las condiciones de abastecimiento de la población", dijo.

Los acuerdos en cuestión fueron los siguientes:

  1. En el campo económico-social el Gobierno Nacional y la MUD acordaron trabajar de manera conjunta para combatir toda forma de sabotaje, boicot o agresión a la economía venezolana. Decidieron priorizar en el corto plazo la adopción de medidas orientadas al abastecimiento de medicamentos y alimentos sobre la base de contribuir a promover su producción e importación. Promover el diseño y aplicación de políticas de cooperación entre los sectores público y privado para monitorear, fiscalizar y controlar los mecanismos de adquisición y distribución de insumos y mercancías.
  2. En el campo político, se acordó avanzar en la superación de la situación de desacato de la Asamblea Nacional dictada por el Tribunal Supremo de Justicia. En ese sentido se acordó instar a los poderes públicos competentes a actuar en la resolución de la situación del caso Amazonas en términos perentorios. En el mismo contexto, se asumió el acuerdo de trabajar conjuntamente, en el marco de lo establecido en la Constitución, para el nombramiento de los dos rectores del Consejo Nacional Electoral, que culminan su mandato en diciembre 2016.
  3. En el marco de la soberanía nacional y en resguardo de la integridad territorial, acordamos nuestra posición unánime de defensa de los derechos legítimos e inalienables de Venezuela sobre el Esequibo y de defensa del Acuerdo de Ginebra de 1966, instrumento jurídico vigente entre las partes que dirime esta controversia territorial.
  4. Se adoptó la Declaración Conjunta "Convivir en Paz".
  5. Con el propósito de reforzar institucionalmente el diálogo, se decidió incorporar a la Mesa a un Gobernador por cada una de las partes; invitar a representantes de los diferentes segmentos de la sociedad, y establecer una Comisión de Seguimiento para dar continuidad al proceso que será coordinada por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, por los acompañantes, Jorge Rodríguez, por el Gobierno Bolivariano, y Luis Aquiles Moreno, por la MUD.

¿Quién gana y quién pierde?

La MUD sigue exactamente donde el chavismo lo planeó
En el marco estricto de los acuerdos, no hay ganadores ni perdedores. Gana la Constitución Bolivariana y eso es ganancia para todos los actores políticos involucrados y la sociedad venezolana que demanda de sus líderes, alternativas y soluciones de consenso, especialmente si van en favor de contener situaciones neurálgicas de choque y conmoción social que puedan recrudecer la espiral de inestabilidad política propiciada por el declarado asalto al poder y las instituciones aupado por la MUD. Pero la arena política y el contexto de la percepción pública es otra cosa, y eso hay que comentarlo.
  • La MUD admite ante el país que hay un boicot económico y una persistente agresión económica contra la población, dejando entre líneas que su actual capital político se forjó en un contexto de extorsión, donde una población desesperada les dio el voto en diciembre de 2015. El acuerdo político más importante en años recientes, dice claro y con resaltador: la tan negada guerra económica existe. Y la MUD lo firmó. Otra falacia que se cae es la del "comunismo regulador" como supuesto culpable de la situación económica. La MUD se adhiere a la necesidad de "monitorear, fiscalizar y controlar" el flujo de mercancías, admitiendo que el sabotaje ocurre precisamente por los desmanes liberales del "dejar hacer y dejar pasar" de la guerra impuesta por los pranes empresariales.
  • La MUD acepta que la AN está en desacato por razones legítimas. Nunca hubo "acción arbitraria" de parte de una "dictadura" como tantas veces lloriquearon. Las elecciones parlamentarias en Amazonas estuvieron viciadas de fraude y delitos electorales y ahora tendrán que repetirse.
  • El Gobierno y la MUD "dentro de la Constitución" efectuarán el nombramiento de dos rectores del CNE cuyo período vence en diciembre. La MUD admite que es falso que el parlamento puede desplazar todo el rectorado del CNE por capricho y por plumazos legislativos. Mintieron a sus seguidores. Dado el nombramiento "conjunto" de los dos nuevos(as) rectores(as), la MUD ve lejos todavía controlar el CNE, pues luego de esos nombramientos contarían con dos de cinco rectores(as).
  • La convivencia y la paz son ansiedades del pueblo venezolano. La carrera frenética del antichavismo en su ansiedad de poder, son hoy una afrenta que ha desestabilizado transversalmente las formas de paz pública, desde el hecho económico hasta el hecho político-institucional. Toda vez que la MUD ha tenido cuotas de poder, emprenden su carrera desenfrenada al golpismo. Que la MUD firme un documento de estas características equivale a una capitulación o a un alto al fuego.
  • A Carlos Ocaríz (vocero antichavista en el diálogo) le están cobrando bien caro su acto retórico de llamar las cosas por lo que son. Se refirió a "personas detenidas" en lugar de emplear el manoseado término de "presos políticos". La MUD admite en un acto formal y firmado que en Venezuela no hay tal cosa. Eso existe sólo en labias para envalentonar a su gente y armar alharacas en el extranjero (probablemente también para pedir dólares a expensas del show, al menos es así para algunas ONGs).
  • No se alcanzó acuerdo alguno en el diálogo sobre el referéndum revocatorio y menos todavía de las anunciadas (por la MUD) elecciones generales. En medio de retóricas desafiantes pero vacías, encantamientos, demagogia y verborrea, la MUD intenta torpemente darle esperanzas a sus seguidores vendiendo fantasías para resguardar su menguado capital político. Sufren el ataque virulento de sus seguidores mientras se desmorona su credibilidad.
  • El año de oportunidades de la MUD se desvanece por sus horrendos actos de ineficacia política e impericia (de gente que verdaderamente no sabe hacer política sino lanzar golpes). El saldo de esa "organización" a lo interno es catastrófico, proliferan los señalamientos, culpas y chivos expiatorios. Puertas afuera las falsas expectativas cobran ahora el saldo de la frustración entre los seguidores de la MUD.
  • El chavismo tendrá que lidiar ahora con una Asamblea Nacional que debe (según el acuerdo) volver a funciones al resolverse el asunto Amazonas. Nada que no haya previsto el chavismo desde la mañana del 7 de diciembre de 2015. La MUD recupera espacio ocupado y les favorece relanzar ese portaaviones institucional al ruedo político. Debemos preguntarnos ahora qué tan dispuestos estarían de lanzarlo contra la institucionalidad toda, intentando asaltos al poder (entiéndase, golpes parlamentarios y juicios inconstitucionales).
  • El chavismo gana en legitimidad. En tres sesiones del diálogo consuma un acuerdo donde se esfuma el relato de la tan nombrada "dictadura". La MUD hace control de daños a lo interno, pero con ese acuerdo les será difícil emprender asedios desde el frente externo.
  • La próxima cita es el 6 de diciembre. Es decir, hay un tramo de separación de tres semanas a la firma de estos acuerdos. Para los seguidores de la MUD, eso esfuma aspiraciones basadas en promesas electorales que siempre fueron irrealizables. Les dan además la impresión de "oxígeno y tiempo" para el chavismo, como si la MUD no estuviera en el estertor de su propia asfixia. El saldo político de los tiempos del diálogo es negativo y se le adjudica a la MUD. No es "el tiempo de Dios", por lo tanto no es "perfecto".
  • Luego de amenazas, chantajes con patear la mesa y frases rimbombantes de irse "a Miraflores", la MUD sigue exactamente donde el chavismo lo planeó. El tantas veces subestimado por ellos Nicolás Maduro, logra voltear a favor del chavismo las más poderosas circunstancias adversas de 2016.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...