jueves, 17 de septiembre de 2009

Suramérica como potencia energética mundial


Washington se "preocupa" por el inexistente armamentismo del Venezuela

-----------------2007 --------2008

Brasil-----------14.737--------15.477
Colombia------ 5.579-------- 6.568
Chile-------------4864---------4778
Venezuela-------2.262--------1.987
(gastos militares en 2007 y 2008, en millones de dolares)

Venezuela descubre yacimientos de gas: quinta potencia mundial – Brasil, el nuevo protagonista petrolero – Caracas y Brasilia sellan alianzas estratégicas con Rusa y Francia – ¡Bye bye, Doctrina Monroe!

Tito Pusinelli
El gobierno venezolano ha anunciado que en la zona marítima occidental, frente a la región de Falcón, se hallaron yacimientos de gas de gran importancia, que la colocan en el lugar número 5 de los productores mundiales. De esta manera, Venezuela pasa a ser un gigante mundial de los hidrocarburos.

En la reserva certificada del Orinoco, a escasa profundidad y con fácil acceso, se encuentra el área más grande de yacimientos petroleros del planeta, y ya se asignaron y firmaron las concesiones para la extracción y la explotación. De preferencia con grandes compañías estatales (China, Rusia, India, Argentina, Brasil, Vietnam), ENI, Repsol, Japón, Francia, etc. Hay una sola transnacional anglosajona. Los contratos establecen la participación paritaria de la compañía estatal venezolana PDVSA.

En diversos casos, ya empezaron los trabajos en las áreas asignadas y Rusia –por ejemplo- ya está trabajando en el área marítima frente al lago de Maracaibo, en un área marítima aledaña a una de las fronteras con Colombia.
La visita del Presidente Chávez en Madrid, donde paseó al número uno de la Repsol por la ciudad, ha ratificado el involucramiento de la transnacional ibérica en los yacimientos que catapultan a Venezuela entre los protagonistas también en el sector gasero.

El anuncio de la instalación de 7 bases militares de Estados Unidos en territorio colombiano debe ser visto y sopesado a la luz de este nuevo contexto energético. Fue precedido por poco por el anuncio de Lula sobre los consistentes yacimientos petroleros localizados a lo largo de la costa que -aunque en aguas profundas- consolida la autonomía global de Brasil y lo transforma en protagonista del mercado mundial de los hidrocarburos.

Con el petróleo de Ecuador y el gas que ve a Bolivia como potencia continental en este sector, el bloque sudamericano cuenta con materias energéticas que van mucho más allá de las propias necesidades para las próximas cuatro generaciones. Y consolidan la base material de una gran área geoeconómica que dispone también de numerosos minerales estratégicos, agua, biodiversidad y una demografía favorable.

Brasil defenderá su status con 4 submarinos y 1 nuclear, y selló una alianza estratégica con Francia, que prevé la transferencia de tecnologías militares, incluyendo la nuclear. Venezuela fortalece la alianza estratégica con Rusia con el estreno de un banco binacional (fondo soberano de 4 billones de dólares); cesión de tecnología para la aviación y un escudo defensivo antiaéreo con misiles que tienen un alcance de 300 kilómetros.

La respuesta a la reactivación de la IV Flota, la rienda suelta del Comando sur, el desequilibrio introducido por las 7 bases militare y la mira famélica de las elites de Estados Unidos puesta en el bloque sudamericano y sus riqueza, ha encontrado una primera respuesta en el ámbito de las tecnologías belicistas. En el subcontinente ya murió desde hace tiempo la doctrina Monroe y hay alternativas a EU por lo que concierne los mercados, los flujos financieros, las tecnologías y los conocimientos.

La planeada depredación pirática de la Amazonia y el abordaje a los yacimientos sudamericanos implicará un tipo de conflicto que seguramente no será binacional, donde podría no servir la OTAN como cártel marcial "occidental".
El asalto a los hidrocarburos, con los vasallos colombianos, peruanos o ingleses (de las Malvinas) involucrará inevitablemente un frente de naciones que -en el marco de la carestía energética- contribuirán a defender en diversos escenarios sus propias fuentes de abastecimiento y las consistentes inversiones plurianuales que llevarán a cabo de ahora en adelante.

El uso preventivo de la arma del choque étnico, religioso o del separatismo, como fase preparatoria de las condiciones propicias para una agresión militar extraregional, es de problemática aplicación. El elemento conectivo de la identidad sudamericana tiene raíces en la cultura y en la historia y ha sido fortalecido en la última década por los gobiernos integracionistas inspirados al nacionalismo de la Patria Grande.

La campaña de prefabricación postiza del demonio "narcoterrorista" podrá tener cierta credibilidad sólo cuando Colombia pueda demostrar haber reducido la producción de cocaína y Estados Unido haber por fin adoptado una política terapéutica de recuperación social de los crecientes consumidores internos.

Hasta entoncens la acusación de “narcoterrorismo” contra las naciones andinas de los hidrocarburos será inconsitente porque choca con un dato incontrovertible: si los narcóticos "transitan" en los Países en la ruta que divide Colombia de Estados Unidos es porque su producción y consumo siguen aumentando y la "solución militar" del Plan Colombia ha fracasado.
traducido por Clara Ferri
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...