martes, 9 de octubre de 2012

La CIA no logra otro "18 de abril" en Venezuela…

intento de repetición del 18 de abril 1948 en Italia: nunca como ahora hubo una injerencia masiva de la CIA, a través un enorme flujo de capitales, col en fin de acabar con el gobierno de Hugo Chávez. 
Attilio Folliero italvenezuela
El 18 de abril del 1948 hubo las primeras elecciones políticas en Italia; los partidos de izquierda unidos en una grande coalición eran mayoría, aquella misma mayoría que habían obtenido anteriormente en la elección de la constituyente. Aquel mismo año, en Estados Unidos se creó la CIA y su primera intervención fue precisamente en Italia donde intervino para manipular la conciencia de los italianos, para comprar voto, para infiltrar y dividir las organizaciones de izquierda, amenazar, golpear y


matar a los líderes de las organizaciones de izquierda. Por supuesto fue empleado un flujo enorme de dinero. A todo esto se añadió la politiquería de miles y miles de curas y monjas que desde lo alto de sus pulpitos, en todas las iglesias, lo que hacían era propaganda política en favor de la Democracia Cristiana, intimidar al pobre e ignorante pueblo italiano de entonces, logrando convencerlo que los comunistas se comían los niños.

La que era una mayoría en favor de los partidos de izquierda se derrito velozmente como nieve al sol. Con la inmensa propaganda sucia de la CIA, el flujo de dinero y la compra masiva de votos, las amenazas y los asesinatos de estado, el pueblo italiano aterrizado entrego el poder a la Democracia Cristiana, que se quedó al gobierno por los siguientes 40 años! La misma historia de la Cuarta República en Venezuela. Aun en Italia no se llegó a los extremo que se cometieron en Venezuela, también allí hubo represión, arrestos y asesinato de masa.

La represión había empezado ya antes de darse la debacle de las izquierdas en 1948, con la masacre de Portella della Ginestra: en una manifestación obrera del 1 de mayo de 1947, en Portella della Ginestra, en Sicilia, la mafia por orden de órganos cercano al gobierno y de los servicios de inteligencia de Estados Unidos (la OSS, futura CIA), mató a 11 personas, 9 entre obreros y campesinos y 2 niños, hijos de campesinos allí presente con sus padres, e hirieron a medio centenar de personas. 

Los italianos hoy han olvidado todo, han olvidado Portella della Ginestra, la represión del gobierno de Mario Scelba, del gobierno de Fernando Tambroni, la represión del ministro Reale, de Cossiga, del tentativo de golpe de estado del 1970, la matanza de Bologna, la masacre del tren de navidad, los asesinatos de estados, etc... Los italianos han olvidado todo! Cuanta similitudes con la Venezuela de hoy! ¿Cuantos en Venezuela han olvidado el hambre que solo hace 20 años padecía la mayoría?

En relaciona a esta época, hay que añadir que uno de los principales políticos protagonista fue Giulio Andreotti, actualmente todavía en vida con sus 95 años y senador a vida. Fue uno de los protagonista de la transición del fascismo a la democracia, de la monarquía a la república, de los 40 años de dictadura democristiana y del ultimo ventenío con Berlusconi, Prodi, D’Alema  e Monti; fue 7 veces jefe de gobierno y cuando no era jefe de gobierno era ministro o viceministro.

Fue precisamente aquel 18 de abril del 1948, cuando todos estaban convencido que las izquierdas en Italia seguían como mayoría, que salió victoriosa la derecha; aun la Democracia Cristiana se colocaba en el centro político, en la realidad era un partido de derecha, siendo que en ella habían confluido los fascistas. Por más de 20 años, Italia fue víctima de la dictadura fascista de Mussolini y cuando cae el régimen, por supuesto los fascistas que habían mandato por todo el tiempo no se evaporaron, simplemente se quitaron la franela negra y vistieron la franela blanca de la Democracia Cristiana.

Por toda su vida, mi padre cada vez que había una elección, me acordaba como Italia cambio de la noche a la mañana, gracias a la intervención masiva de la CIA, aquel 18 de abril. De esta injerencia de la CIA en Italia habla también José Sant Roz en su libro “La CIA en Venezuela”, pagina 233.



Este 7 de octubre, lo que se ha tentado de consumar en Venezuela es una repetición del 18 de abril en Italia: nunca como ahora hubo una injerencia masiva de la CIA, sea en manera directa que indirecta, a través un enorme flujo de capital, col en fin de acabar con el gobierno de Hugo Chávez.  El pueblo venezolano ha resistido, es un pueblo más maduro, preparado y con más conciencia que el pueblo italiano, que recién salía de la dictadura fascista.

Es esta fuerte intervención que explica la caída de popularidad del gobierno de Hubo Chávez, que ha si ganado pero ha perdido casi 10 puntos porcentual en relación a la anterior victoria. Nunca un gobierno había actuado en beneficio del pueblo como en este último de Chávez; aun así, aun todos se han beneficiado, las oposiciones han logrado recortar las distancia.

La victoria de Chávez por supuesto es aplastante, con 10 puntos porcentaje de ventaja, pero anteriormente había ganado con el 63% y hoy ha obtenido solamente con el 54%. El gobierno ha hecho todo lo que podía hacer en pro del pueblo y todos lo reconocen, pero en el secreto de la urna el pueblo no le ha dado la mayoría que se podría esperar (10 millones de votos era el objetivo, claramente difícil de realizarse y ninguno se hacía ilusión de poder llegar, pero nunca se pensó que irían a faltar así tantos millones de votos); muchos de lo que eran sus seguidores y que se han beneficiado de su política en el secreto de las urnas no han votado por él.

La fuerte injerencia de la CIA y de otros organismos, con sus enormes flujos de dinero, estaba cocinando otro 18 de abril, pero no lo han logrado.

Esta victoria de Chávez es todavía más importante que las anteriores precisamente porque la injerencia extranjera y el flujo de dinero invertido en el tentativo de acabar con el gobierno de Chávez han sido extraordinariamente grandes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...