miércoles, 27 de febrero de 2013

Italia: La llegada del indeseado (con poder de veto)


Los 2 gemelos siameses del neoliberalismo tienen vigilante
TP - Napolitano, Presidente de la República italiana, poco días antes de las elecciones de ayer, tuvo que viajar precipitadamente a Berlín, convocado por una preocupada Merkel. Tenía todas las razones: los electores han manifestado orientaciones bastante novedosas y desestabilizadoras para sus intereses.
 El primer derrotado es Mario Monti, el eurócrate que aplicó con sumo sadismo el
“paquetazo” de cortes,  recortes, impuestos y despidos; fracasa así el intento del gobierno de facto de Bruxellas  de disponer de una propia formación partidista para institucionalizar la intromisión en la naciones de la Unión Europea (UE). Triunfa el M5S (Mov. 5 Estrellas) -del ex cómico Beppe Grillo- que a su primera participación electoral se transforma en protagonista absoluto. Es un hecho novedoso en Italia.
                   
Los votantes han primariamente castigado el ejecutor material de las políticas fomentadas por la UE, FMI y Banco Central Europeo (BCE), y han sustentado ostensiblemente el M5S que –más que antipolítica- es una herramienta contra el sistema partidista y el artificial y malogrado bipartidismo. El cartel de Berlusconi  y  la “centro-izquierda”,  auténticos gemelos siameses del neoliberalismo quedan en una substancial equivalencia, con pocas posibilidades de formar un gobierno estable, aún aliandose. Condenados a depender del apoyo del nuevo protagonista M5S que ya declama su negativa a cualquier acuerdo sistemático. Solo apoyarán iniciativas puntuales y quieren un referendo para decidir la salida o permanencia en el euro. Ha desaparecidos del mapa cualquier vestigio de izquierdismo, entendido como subirse al tren para ocupar el asiento disponible mas a la izquierda del vagón.

¿Qué pasará?
Por lo pronto, una despiadada arremetida de especulaciones bursátiles y provocar la subida de la tasa de interés de la deuda publica; amonestación de “los mercados” para ablandar las “veleidades” de los electores y de los políticos endogenos recién llegados. Italia continuará en su peculiar equilibrio inestable, ahora más similar al “desorden grande bajo el cielo, la situación es excelente” de Mao. 

Un gobierno formado por Berlusconi y “centro-izquierda” sería evidenciar la complicidad de viejos compinches, ya socios en haber dado viabilidad  y sustento al gobierno de Monti. No sería una novedad, y estarían dependiendo del M5S, que tendría en sus manos un envidiable poder de veto.

Detrás de Berlusconi hay las fuerzas de la mafia, sectores industriales nacionales, y todo las empresas externas a la Bolsa, o que han sido penalizados por los ajustes impuestos por la UE . Se ha multiplicado el cierres de miles de medianas y pequeñas empresas. Estas eran la punta de lanza de la economía y exportaciones italianas.

El “centro-izquierda”, llamado PD (partido demócrata, así como lo oye, a lo gringo), expresa cabalmente los intereses  de los grupos multinacionales italianos y aquellos que no han sido afectado por las políticas liberistas. Han perdido el apoyo histórico de los trabajadores por haber puesto el País a la orden de la globalización y de la UE. En la gran privatización de los años 90, encargaron a Mario Draghi (sic) la tarea de subastar el colosal patrimonio publico italiano, 50% de lo que fue la quinta economía occidental. El PD es la alcoba de los altos gerentes neoliberistas de la Banca d’Italia,  llevados a dirigir gobiernos (C.A. Ciampi) e ministerios de finanzas (Dini, Padoa Schioppa). ¿Izquierda? Tal vez, a lo Petkoff.

El M5S recoge y amplifica la protesta contra la insensatez de la elite globalista, y refleja en su plataforma muchos objetivos y metas de los movimientos críticos y de resistencia a la ola privatizadora. Señala una primera y valiosa discontinuidad  e inconformidad difusa contra la dictadura de la economía, e visibiliza el principio de la recuperación de poder político de los de abajo. Es un movimiento no exento de contradicciones y ambiguedad que avizora el retorno del conflicto social. Sobretodo si el voto será acompañado con la recuperación de la iniciativa cívicas y de la lucha social desplegada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...