lunes, 11 de mayo de 2015

Estados Unidos: Preocupación de la comunidad internacional por la oleada de violencia estatal y racismo

Se #Baltimoreriots fosse in qualsiasi luogo, fuori dagli USA, la reazione sarebbe stata un'altra. Ecco come la immagina una sorprendente analisi del Washington Post....QUI
Baltimore-C.jpg


Si lo que está sucediendo en Baltimore hubiese ocurrido en un país extranjero, así es como lo cubrirían los medios de comunicación occidentales 
Karen Attiah Washington Post Líderes internacionales expresaron su preocupación por la creciente ola de violencia estatal y racismo en Estados Unidos, especialmente en relación con el tratamiento de las minorías étnicas y la corrupción de las fuerzas de
seguridad del Estado en todo el país, en lo relacionado con el manejo de casos de brutalidad policial. La última crisis está teniendo lugar en Baltimore, Maryland, una ciudad en otrora muy bulliciosa en Eastern Seaboard, donde un hombre desarmado llamado Freddie Gray murió a causa de un golpe en la columna vertebral mientras se encontraba bajo custodia policial.

Miembros del grupo étnico minoritario de afrodescendientes estadounidenses son asesinados por las fuerzas de seguridad del Estado en una proporción más alta que la mayoría de la población blanca. Por ejemplo, los varones afrodescendientes jóvenes tienen 21 veces más probabilidades de recibir disparos de la policía, que los hombres estadounidenses blancos.

El Reino Unido expresó su preocupación por el giro inquietante de los acontecimientos en Estados Unidos en los últimos meses. En ese sentido, el ministerio de Relaciones Exteriores del país emitió un comunicado: "Hacemos un llamado al régimen estadounidense para controlar a los agentes de seguridad del Estado que han tenido un comportamiento brutal contra miembros de minorías étnicas de Estados Unidos. Igualmente la aplicación del Estado de Derecho, así como el respeto de los derechos humanos de todos los ciudadanos, afrodescendientes o blancos, es esencial para una democracia sana". Gran Bretaña siempre ha mantenido un gran interés en Estados Unidos, una ex colonia.

Palestina ha ofrecido asistencia continua a los activistas americanos que luchan en pro de la democracia, a través del envío de equipos antigas lacrimógeno para los manifestantes, que garantizan su protección contra la brutalidad policial en varias ciudades estadounidenses. Grupos egipcios pro-democracia, también han dicho que van a compartir sus experiencias en la defensa contra armas anti-protesta de fabricación estadounidense.

Una declaración de las Naciones Unidas dijo: "Condenamos la militarización y la brutalidad policial que hemos visto en los últimos meses en EEUU, e instamos firmemente a las fuerzas de seguridad del Estado norteamericano para iniciar una investigación completa sobre la muerte de Freddie Gray en Baltimore. No hay excusa para la violencia policial excesiva. La ONU pidió a Estados Unidos hacer un esfuerzo concreto, para la creación de bases de datos públicas sobre casos de violencia policial y así mejorar la transparencia y reducir la corrupción en el sistema judicial".

Por su parte, analistas internacionales predijeron la creación de las llamadas semillas de la "primavera estadounidense", fomentada por la tecnología. "Es increíble lo que los medios sociales están haciendo por la causa de la justicia en Estados Unidos", dijo un analista de los derechos políticos con sede en Ginebra. "La juventud afrodescendiente de América está demostrando como es el activismo por los derechos civiles del siglo 21, a través del uso de tecnología, medios de comunicación social y una estrategia de organización descentralizada, para hacer que las autoridades responsables se manifiesten a favor de un cambio. Estos niños hacen notorias las formas de lucha moderna por la libertad".

Los líderes locales en el municipio estadounidense de Baltimore impusieron un estado de sitio esta semana, luego de que las protestas pacíficas se tornaran violentas. En respuesta, países de todo el mundo han aconsejado a los ciudadanos de "piel oscura" evitar los viajes y traslados que no sean estrictamente necesarios hacia las zonas donde impera la violencia del Estado contra personas desarmadas cuya "tez es oscura", sobre todo en los puntos calientes recientes, como Nueva York, Missouri, Oklahoma, Carolina del Sur, Ohio, California, Michigan, Virginia y Maryland.

Entre tanto, grupos internacionales de derechos humanos han hecho un llamado a la comunidad internacional para facilitar el asilo a minorías étnicas afroamericanas de Estados Unidos. En ese sentido, cuando se le preguntó si la Unión Europea estaría dispuesta a asumir más refugiados afrodescendientes que arriesgan sus vidas huyendo de la violencia del Estado estadounidense, un portavoz de derechos humanos de la UE dijo: "¿Más refugiados negros? Ya nosotros estamos lidiando con los refugiados de nuestra propia crisis del Mediterráneo, por ende para nosotros este no es realmente un buen momento para tratar ese tema. Además, nosotros creemos en soluciones estadounidenses para problemas estadounidenses". La Unión Africana no ha respondido a las solicitudes ni ha emitido mayores comentarios.

Funcionarios del gobierno estadounidense tomaron de los medios estatales el término "matones", con el cual califican a los manifestantes, ésta es una palabra racialmente codificada y cada vez más utilizada para describir los hombres afrodescendientes en Estados Unidos. De este modo, se legitimó que los comentaristas en los medios de comunicación nacionales hayan comparado con frecuencia a los manifestantes y los disturbios con varios personajes y eventos de la popular serie de televisión "The Wire", escenificada en Baltimore y trasmitida a principios de la década de 2000.

Grupos étnicos afrodescendientes de Estados Unidos han sido desplazados de sus comunidades, debido a un fenómeno calificado por ciertos expertos de la región como "gentrificación", que explica el desplazamiento de residentes más ricos hacia zonas de bajos ingresos. Baltimore no es una excepción a esta tendencia, sobre todo en algunas zonas cuyos precios de las residencias se elevaron 137%, después de que la ola de "dólares corporativos" se moviera hacia el mercado de las áreas afectadas por la pobreza.

Joe Smith, un miembro del grupo étnico mayoritario blanco, dijo frente a la sede de un Starbucks que iba a ser estrenada en Inner Harbor de Baltimore: "Yo no sé por qué estos 'negros' están destruyendo sus propias comunidades, ¿por qué estas personas no siguen el ejemplo de Martin Luther King? Esos muchachos recibieron lo suyo de la policía en ese entonces, pero no trataron de alzarse y luchar, haciéndonos a todos pasar por un momento incómodo, ¿sabes?".


Autoría de Karen Attiah, una afrodescendiente, editora digital adjunta de la sección de opinión del Washington Post.
Es la otra cara de la moneda que los grandes medios no cuentan, y que este periódico, el  mayor y más antiguo de Washington D.C. que develó el caso Watergate y desempeñó un papel importante en la caída de Richard Nixon, tuvo la delicadeza de publicar, al menos, en su página de opinión.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...