miércoles, 21 de octubre de 2009

Obama ante la militarización de América Latina

afiche de Vietnam

Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza
Simón Bolívar
Vicky Peláez
... La presencia militar norteamericana en América Latina y en todo el mundo, supera con creces el número de sus diplomáticos y hombres de negocios. Sus 14 conocidas bases militares en el continente y una docena de bases encubiertas, se están ampliando a 21 por la decisión no tan sonriente de Obama. Esto, después de firmar un tratado secreto con Colombia, y no se sabe cuantas nuevas bases clandestinas se creerán en los Andes y la Amazonía cuya abundante riqueza natural necesita Estados Unidos para sobrevivir en el Siglo XXI.
Por de pronto, apareció en el Perú un "misterioso" grupo armado de VRAE (Valles de los Ríos Apurímac Ene) formado por mercenarios narcotraficantes, anti- maoistas a rabiar, armados hasta los dientes, que matan a militares y policías, y a quien el gobierno de Alan García tilda de ‘senderistas'.

Este es un nuevo pretexto para que Norteamérica examine la posibilidad de instalar una base en Ayacucho. Sobran pretextos: de la lucha contra la droga, el terrorismo o de la ayuda humanitaria, pero en realidad ficticios. Está probado en Colombia, Ecuador, Perú y Afganistán, entre muchos otros, que donde hay bases militares aumenta el tráfico de droga. Así Afganistán se convirtió en primer productor de opio del mundo donde Obama prohibió a sus militares luchar contra el tráfico de droga para "no alienar a la población afgana".

Todo es cuestión del control de recursos naturales y el único modo "efectivo" de lograrlo es a través de la fuerza militar. Venezuela, Brasil, Ecuador Bolivia, Argentina perciben la sombra de futuras invasiones y se preparan para recibirlos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...