miércoles, 28 de octubre de 2009

Plan Colombia financiado con dinero del narcotráfico.

Manuel Giraldo

entrevista a Manuel Giraldo por Igor Molina www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=207589
- Uribe ofrece la paz de los sepulcros - En el año 1991 aparecía en el puesto 82 de los narcotraficantes más buscados del mundo -

Caracas
Manuel Giraldo camufla su nombre detrás del acrónimo MG Magil, la forma novelesca escogida para intentar despistar a quienes en su nativa Colombia quisieran borrarlo del mapa. Con una cola de caballo y una gorra nerudiana que devela su casta artística –no en vano su nombre comenzó a sonar como dramaturgo en el legendario Teatro La Candelaria- acaba de visitar Venezuela para hacer las contrataciones, con la editorial “El perro y la rana” del Ministerio de la Cultura, de su libro “Colombia, crónica oculta del conflicto”. En su voz, nuestro torturado vecino geográfico es una crónica viva de un mundo real pero nada maravilloso.

Toda una vida-
El conflicto colombiano lleva ya 61 años. ¿Por qué no termina?-

Por una razón fundamental: Colombia ha sido víctima en ese período de sucesivos pactos mafiosos.-
¿Entre quiénes?-
Inicialmente, en 1948, el pacto fue para eliminar a un líder popular como Jorge Eliécer Gaitán. Participaron los dos partidos tradicionales, liberales y conservadores, con ayuda de la CIA y su agente John Mapples Spirito.

-Vayamos al presente. ¿No es más pertinente hablar ahora del pacto que se da entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el narcotráfico, mediante el cual éste último paga la protección de la guerrilla para sus laboratorios de procesamiento de cocaína y las Farc se embolsan por ello el dinero que necesitan para comprar armas?
-Si de alguien son aliados los grandes narcotraficantes lo han sido históricamente del establecimiento político y del paramilitarismo que es su brazo armado. Es lo que llamamos hoy la narcopolítica que, desde hace 30 años, prácticamente maneja los destinos del país.-

¿Niega usted que las Farc obtienen parte de su financiamiento del narcotráfico?-
Siendo objetivos, durante varios años, las Farc le garantizaban a los campesinos cocaleros que los narcotraficantes les pagaran sus cosechas de hojas de coca y a cambio deducían de ese pago un porcentaje a los campesinos. Con el avance mismo de la guerra, es muy posible que hayan dado el paso siguiente –que es inevitable: el de controlar ellos mismos el procesamiento del alcaloide, sin olvidar que, históricamente, el Plan Colombia también ha sido financiado con dineros del narcotráfico.
-¿Cómo es eso?-
¿Cuándo EE.UU regala algo a cambio de nada? -

¿Es una deducción lógica suya o tiene pruebas de ese financiamiento?
-Las pruebas se pueden ver objetivamente en una situación actual: Colombia es un gobierno chantajeado por Estados Unidos al estar siendo gobernado por la persona que en el año 1991 y 92 aparecía en el puesto 82 de los narcotraficantes más buscados del mundo.
- ¿Quién era?-
Álvaro Uribe Vélez. Si ese señor tiene conciencia, y los informes de la CIA tienen validez histórica, allí se pueden encontrar las razones de esta afirmación.

-Una persona tiene derecho a cambiar. Venezuela padeció, entre 1959 y 1963, a un sanguinario ministro del Interior, Carlos Andrés Pérez. Pero en su Presidencia de 1973 a 1979, su comportamiento fue otro. Igual pudiera estar pasando hoy con Uribe. Es posible que el Uribe de hoy no esté haciendo lo mismo que el Uribe de 1991-92.
-Comparativamente, Carlos Andres Pérez sería un ángel al lado del señor Uribe Vélez, porque el inquilino de la Casa de Nariño fue el promotor de las cooperativas Convivir durante su gobernación en el Departamento de Antioquia, origen de las tristemente famosas AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), que él mismo desmovilizó posteriormente pero beneficiándolas con total impunidad para sus crímenes a través de la Ley de Justicia y Paz de 2006.

-¿Qué clase de crímenes no han pagado todavía?-
Causaron unas 345 masacres en todo el país entre el año 1990 y 2004. Se calcula que sólo en la zona del Urabá antioqueño –una franja de tierra que va desde Antioquia hasta el Departamento del Chocó- durante la gobernación de Uribe se produjeron 4.000 asesinatos y más de 200.000 desplazados internos.
-¿Cuál es el total de desplazados externos, expulsados a Venezuela y Ecuador?-
Hablemos primero del desplazamiento interior en la propia Colombia: 4.500.000 colombianos hasta 2008. Son datos de la Corporación de Derechos Humanos y Desplazamientos (Codhes). Hacia afuera se ha obligado a emigrar a una cifra similar.

-Muchos hablan de un “éxito” del actual presidente colombiano en su gestión.
- Él controla los grandes monopolios informativos.
- ¿Controla a Caracol y a RCN?-
De cierta manera, sí.
-¿Qué quiere decir “de cierta manera”?-
Hoy en día Caracol y RCN apoyan la política de seguridad democrática del Presidente. Recordemos que el diario El Tiempo de Bogotá –el único de circulación nacional- tiene a dos de sus dueños en el gobierno, nada menos que al vicepresidente Francisco Santos y al ex ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos.-

Da la impresión de que el éxito de Uribe no es solamente mediático. La guerrilla de las Farc ha sido llevada a su mínima expresión, las inversiones extranjeras fluyen a Colombia como río crecido y no son pocos –por no decir la abrumadora mayoría de colombianos- los que sienten a su país más seguro que Venezuela.-
Tal vez la militarización del país, como se está viviendo actualmente en Colombia, es lo que da esa sensación de seguridad, teniendo en cuenta que durante sus dos períodos de gobierno han surgido hechos que fueron noticia nacional e internacional y que lo incriminan directamente como el escándalo de los “falsos positivos” –más de 2.000 jóvenes asesinados por las fuerzas militares y que fueron mostrados como guerrilleros sin serlo-, los nexos comprobados entre la coalición del gobierno y el narcoparamilitarismo –con más de 35% de los parlamentarios investigados por la justicia- y el cohecho (manejo de influencias) para aprobar la segunda reelección del señor Uribe. Sumado a esto, no se olvide del papel protagónico que en la elección y primera reelección del Presidente tuvieron los paramilitares con sus motosierras.-

¿Con sus motosierras?-
Las mismas que se utilizan para cortar árboles, pero esa vez para descuartizar a líderes sociales y campesinos. El mejor referente que puedo darle de ese horror es el de la masacre de Mapiripán, en el Departamento del Meta. En ese pueblo, 20 paramilitares llegaron y asesinaron a sangre fría a 50 personas. A unos les cortaron la cabeza y jugaron fútbol con ellas, a otros los mataron delante de sus familias y los colgaron de ganchos de carnicería en el matadero del pueblo. A Mapiripán llegó, 12 años después, una caravana internacional de la memoria con 450 personas, pero los habitantes todavía tienen miedo porque los paramilitares aún están allí, amenazándolos en un panfleto de que si salían a recibir la caravana correrían la misma suerte de sus vecinos 12 años atrás. Lo curioso es que los paramilitares, en la fecha en que ocurrió la masacre, salieron del Urabá antioqueño -que gobernaba Uribe- en dos avionetas, llegaron a San José de Guaviare donde se camuflaron y armaron.

-¿Cuál es el objetivo de tanto terror paramilitar? ¿Es para impedir el surgimiento de una alternativa política de izquierda en Colombia? ¿O sólo para desalentar la incorporación de gente a la guerrilla?-
La razón de la masacre en Mapiripán fue más concreta: los campesinos ocupaban tierras muy aptas para el cultivo de la palma africana y, para su desgracia, según parece, se encontró petróleo en la zona.

Secuela capitalista-
Colombia es una víctima por donde se le mire.-
No solamente es una víctima, sino que estamos viviendo el último karma del capitalismo salvaje, como es el fascismo criollo.

- ¿Las bases militares norteamericanas en Colombia realmente amenazan a Venezuela y Ecuador?-
Si miramos el mapa, amenazan a toda América Latina, porque la acción que se cometió contra el vocero internacional de las Farc y conductor de los diálogos de paz en el Caguán, Raúl Reyes, es la mejor prueba de lo que significa que estos señores, sofisticadamente preparados para matar, estén anclados en nuestro país. La historia no puede olvidar que ese engendro criminal que se llama “el paramilitarismo” fue un invento recomendado en 1962 al gobierno colombiano por el general norteamericano de las Fuerzas Especiales, William Yarborough, según dato ofrecido por Noam Chomsky.-
¿La paz definitiva puede llegar a Colombia de la mano de Álvaro Uribe?-
Tal vez se refieran a la paz de los sepulcros. Ésa es la que ofrece Álvaro Uribe.

*es un escritor colombiano que, con 33 años viviendo en España, también ostenta la nacionalidad española. Nacido en el Departamento del Tolima, se inició en el mundo cultural a través del teatro, específicamente con el mítico grupo de La Candelaria, donde participó en la creación colectiva “Guadalupe años sin cuenta”.

Con su primera novela, “Conciertos del desconcierto”, consigue el Premio Nacional de Novela de la editorial Plaza & Janés en 1981. En 1985, la editorial Oveja Negra incluye en la Biblioteca de Literatura Colombiana su libro de cuentos “Más de noche y otras apariciones”.
Como un homenaje a la tragedia de Armero, pueblo sepultado por el deslave que ocasionó el volcán Nevado del Ruiz, escribe la novela “Iluminados”. Partiendo de los diálogos de paz de San Vicente del Caguán, decidió abordar el conflicto colombiano en los orígenes de la guerra.

De este trabajo investigativo, más cercano al periodismo que a la novela, surgieron otras dos obras: “Crónica oculta del conflicto”, en 2004, y “Una salida democrática al conflicto”, en 2006. n Con motivo de cumplirse los 400 años de El Quijote, en 2006 publica su más reciente producción literaria, la novela “Invenciones de un Hidalgo Amerindio”.