domingo, 31 de octubre de 2010

Argentina: La derecha no esperó ni 15 minutos

entender por dónde viene el enemigo - tener claro desde qué trincheras habrá que resistir.

www.prensadefrente.org

Sin Kirchner, Cristina podría asumir el poder, se burla Rosendo Fraga, operador político del diario insignia de la reacción, La Nación. Distante de las formalidades en las que cayeron todos los enemigos políticos del ex presidente con hipócritas palabras de condolencia mientras se refriegan las manos, en un artículo plagado de referencias a la debilidad de la actual presidenta el opinólogo de la derecha vernácula se convierte en el primero en explicitar, sin demagogias, lo que seguramente sea una linea de avance para la coyuntura que se avecina: la erosión de la imagen presidencial para forzar un traspaso adelantado del gobierno, o un escenario favorable a un recambio por derecha. "La continuidad institucional no está en riesgo, pero puede estarlo en el tramo final del mandato de Cristina", amenaza.

No se trata de caer en la agitación fácil, recurrente y muchas veces oportunista del tipo "ahora se viene la derecha, no hay que ser funcional a la derecha" que, desde las filas de la propia militancia oficialista, muchas veces se multiplica sin mayor análisis ni rigurosidad, evitando el juicio crítico sobre la propia realidad que expresa el proyecto kirchnerista.

Aún así, el fallecimiento de Néstor Kirchner deja objetivamente al proyecto oficial sumamente debilitado, a cualquier perspectiva de cambio progresista, o "por izquierda" sin la acumulación necesaria ni perspectivas reales de poder en el corto plazo, y a una reacción de derecha que, como expresa Fraga en el citado artículo, se calza los guantes y prepara sus discursos, y sus seguras operaciones políticas, para dar los pasos de avance sobre el reemplazo del gobierno, que hasta el momento no lograban consolidar.

Para aguantar muchos de esos embates, que apuntarán sobre los resortes del oficialismo pero también sobre conquistas que los trabajadores y los sectores populares hemos acumulado, aún parcial y dificultosamente en los últimos años, no importará tanto ser "K" o no "K", sino tener la claridad de entender por dónde viene el enemigo y, mientras seguimos alimentando la alternativa necesaria, tener claro desde qué trincheras habrá que resistir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...