martes, 22 de noviembre de 2011

COMO HEZBOLLAH DERROTO A ISRAEL (2/3)

GANANDO LA GUERRA TERRESTRE
Alastair Crooke - Mark Perry La decision de Israel de iniciar una guerra terrestre para lograr lo que su fuerza aerea no habia logrado, fue hecha sin pensarlo bien y apresuradamente. Mientras que las unidades de las IDF habian estado haciendo penetraciones en el sur del Libano durante la segunda semana del conflicto, el liderazgo militar israeli permanecio indeciso sobre cuando y donde - e incluso si lo harian - desplegar sus unidades terrestres. En parte, la indecision del ejercito sobre cuando, donde y si
 desplegaban sus principales unidades terrestres, iba en funcion a las aseveraciones de la fuerza aerea sobre su victoria. La IAF continuo asegurando que triunfaria desde el aire - en un dia mas y luego otro. Esta indecision se vio reflejada en la falta de certeza de los medios occidentales sivre cuando la campaña terrestre se iniciaria - o si en efecto ya habia empezado.
Altos oficiales israelies continuaron diciendo a sus contactos en la prensa que el momento para una ofensiva terrestre era un secreto estrechamente guardado cuando, en efecto, ni siquiera ellos lo sabian. La duda fue tambien el resultado de la experiencia de pequeñas unidades de las IDF que habian ya penetrado mas alla de la frontera. Unidades especiales de las IDF operando en el sur del Libano reportaron a sus comandantes que en fechas tan iniciales como el 18 de julio, las unidades de Hezbollah estaban combatiendo tenazmente para sostener sus posiciones en la primera cadena montañosa frente a Israel.


En este punto, el primer ministro Ehud Olmert tomo una decision politica: desplegaria todo el poderio de las IDF para derrotar a Hezbollah, al mismo tiempo que sus consejeros mas cercanos señalaban la disposicionde Israel para aceptar un cese de fuego y el despliegue de una fuerza internacional. Olmert determino que Israel no daria su brazo a torcer - que aceptaria el despliegue de una fuerza de la ONU, pero solo como un ultimo recurso.


Primero, decidio, Israel diria que aceptaria una fuerza de la OTAN. Siguiendo esta estrategia, las fuerzas de reserva israelies fueron llamadas hacia el frente el 21 de julio. La sorpresiva llamada (La IDF se suponia iba a derrotar a Hezbollah primero desde el aire, y luego - cuando eso fallo - usar sus fuerzas regulares, sin necesidad de llamara a las fuerzas de reserva) hizo que el despliegue inicial de las reservas fuera apresurado y descoordinado (repitiendo, es posible que Israel no creyera que iba a llamar a sus reservas durante el conflicto, o que las llamaria tan pronto).

Es mas, la decision de llamar a la reserva, tomo a altos oficiales clave de la reserva, usualmente los primeros en ser notificados de una llamada, por sorpresa. La llamada de la reserva fue manejada de manera caotica - con la "cola" de apoyo logistico de la reserva, atrasandose unas 24 a 48 horas tras el despliegue de las fuerzas de reserva.


La llamada del 21 de julio fue un claro signo para los estrategas militares en el Pentagono que la guerra de Israel no estaba yendo bien. Tambien ayuda a explicar por que las tropas de reserva israelies arribaron al frente sin el equipo necesario, sin un plan de batalla coherente, y sin las municiones necesarias para llevar a cabo la lucha. (Durante todo el conflicto, Israel batallo para proporcionar el respaldo adecuado a sus fuerzas de reserva: suminstros de comida, municiones e incluso agua, alcanzaron a las unidades despues de 24 a 48 horas completas despues de la aparicion de la unidad en sus zona septentrionales de despliegue asignadas).


El efecto de esto fue inmediatamente percibido por observadores militares. "Las tropas israelies se veian mal preparadas, torpes y desmoralizadas", noto un ex-alto oficial estadounidense. "Estas no eran las tan aclamadas IDF que vimos en guerras previas". Siguiendo la estrategia politica de Olmert, la meta de las IDF de destruccion total de Hezbollah se vio tambien marcadamente disminuida. "Hay una sola linea entre nuestros objetivos miltares y nuestros objetivos politicos", dijo el brigadier general Ido Nehushtan, un miembro del alto mando de Israel, un dia despues del llamado de la reserva. "La meta no es necesariamente eliminar cada cohete de Hezbollah. Lo que debemos hacer es interrumpir la logica militar de Hezbollah. Yo diria que esto no es aun un asunto de unos pocos dias mas".


Esto fue un decididamente extraño modo de presentar una estrategia militar - conducir una guerra para "interrumpir la logica militar" de un enemigo. La declaracion de Nehustan tuvo un efecto escalofriante sobre los comandantes de las IDF en terreno, quienes se preguntaban cuales exactamente era las metas de la guerra. Pero otros comandantes de las IDF estaban optimistas - aunque la IAF habia fracasado en detener los ataques coheteriles de Hezbollah sobre las ciudades de Israel, menos cohetes fueron lanzados contra Israel desde el 19 al 21 de julio que en cualquier otro dia (un muy pequeño numero el 19 de julio, y posiblemente unos 40 el 20 de julio, y 50 el 22 de julio).


El 22 de julio tambien marca la primera vez que los EEUU respondieron militarmente al conflicto. Finalizando el dia 21, la Casa Blanca recibio una solicitud de Olmert y las IDF de suministro de grandes cantidades de municion guiada de precision - otro signo delator que la IAF habia fracasado en su mision de degradar significativamente la infraestructura militar de Hezbollah, durante las jornadas previas de la guerra.


La solicitud fue rapidamente aprobada y las municiones fueron enviadas a Israel a inicios de la madrugada del 22 de julio. altos funcionarios del Pentagono quedaron defraudados con el envio, porque significaba que Israel habia agotado la mayor parte de sus municiones en los 10 primeros dias de la guerra - un enorme gasto en blancos que sugeria que Israel habia abandonado el bombardeo tactico de la infraestructura de Hezbollah y estaba dedicado a un ataque sin restricciones sobre lo que quedaba de la infraestructura del Libano, una estrategia que no habia funcionado durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los EEUU y Gran Bretaña destruyeron los 66 principales centros de poblacion de Alemania sin ningun impacto discernible, ni sobre la moral ni las capacidades militares alemanas.


Pero hubo pocos gruñidos en el Pentagono, aunque un ex-oficial en activo observo que el despliegue de municiones norteamericanas a Israel recordo una solicitud similar hecha por Israel en 1973 - durante lo mas duro de la Guerra del Yom Kippur. "Esto solo puede significar una sola cosa", dijo el funcionario entonces. "Estan en las cuerdas".


A pesar de sus profundos resquemores sobre la respuesta Israeli (y los resquemores, aunque silenciados, fueron profundos y significativos - y extendidos incluso en los mas altos escalones de la USAF), altos oficiales militares de EEUU mantuvieron sus puntos de vista fuera del ojo publico. Y con justa razon: criticas a Israel por solicitar embarques de armas durante la guerra de 1973 derivaron en la renuncia del comandante en jefe del alto mando conjunto, el general George Brown. Brown se enfurecio porque armas y municiones norteamericanas fueron enviadas a Israel al mismo tiempo que los comandantes norteamericanos en Vietnam estaban protestando por la falta de suministros en su guerra en el Sudeste Asiatico.


El actual comandante en jefe del alto mando mando conjunto, Peter Pace, quien permanecio notablemente silencioso durante la guerra entre Israel y Hezbollah, comprendio la historia, saludo y permanecio callado. Pero el alto mando conjunto y los altos mandos militares no eran los unicos oficiales estadounidenses preocupados por la actuacion de Israel. Mientras las nuevas municiones norteamericanas iban rumbo a Israel (via Prestwick, Escocia), oficiales de inteligencia estaban conduciendo analisis iniciales de los primeros dias de la guerra, incluyendo uno que notaba que a pesar de la sostenida ofensiva aerea israeli, al-Manar aun seguia emitiendo su señal desde Beirut, a pesar que la IAF habia destruido las emisoras de señal de las otras principales redes del Libano. (Esto seria un hecho durante toda la guerra - al-Manar nunca salio del aire). Cuan efectiva podia haber sido la campaña aerea israeli si no habian ni siquiera podido derribar las transmisiones de una estacion de TV?


La llamada de las reservas de Israel se suponia reforzaba las fuerzas ya combatiendo en el sur del Libano, y añadia peso al asalto terrestre. El 22 de julio, unidades de Hezbollah de la brigada Nasr combatieron contra la IDF calle por calle en Maroun al-Ras. Mientras las IDF declararon al final del dia que la ciudad habia sido tomada, no era cierto. La lucha habia sido sangrienta, pero los combatientes de Hezbollah no habian sido desalojados. Muchos de los soldados de la brigada Nasr pasaron incontables dias esperando por el asalto israeli y, debido a la habilidad de Hezbollah para interceptar comunicaciones militares de las IDF, los soldados israelies chocaron contra unidades perfectamente atrincheradas.


Los destacamentos de las IDF continuamente fracasaron en flanquear a los defensores, recibiendo contraataques hacia el oeste de la ciudad. Equipos especiales de cazadores de tres hombres de la brigada Nasr, destruyeron numerosos vehiculos blindados israelies durante la lucha con misiles antitanque ligeros portatiles. "Sabiamos que iban a hacer eso", dijo en aquel momento, Ilay Talmor, un exhausto subteniente israeli. "Este es territorio que ellos dicen es suyo. Nosotros hariamos lo mismo si alguien entrara en nuestro pais".


Mientras las IDF continuaban insistiendo que sus incursiones serian "limitadas en objetivos", a pesar de la llamada de miles de soldados de reserva, los batallones de las IDF comenzaron a agruparse al sur de la frontera. "No nos estamos preparando para una invasion del Libano" dijo Avi Pazner, un alto portavoz gubernamental israeli. Las IDF luego denominaron Maroun al-Ras su "primera pisada" en el sur del Libano. "Una presion combinada de aviacion, artilleria e infanteria expulsaran a Hezbollah sin necesidad de llegar al extremo de tener que invadir y ocupar", dijo Pazner.


La diferencia entre "expulsar" una fuerza e invadir y ocupar una ciudad, fue entonces hecha, otro claro signo para los expertos militares estadounideses que las IDF podian entrar en una ciudad pero no podian ocuparla. Un oficial norteamericano estudioso de la historia militar de EEUU comparo el ataque de las IDF en el sur del Libano con el sangriento araque de Robert E. Lee contra las posiciones de la Union en Gettysburg, Pennsylvana, durante la Guerra Civil de EEUU. "Oh, claro que puedo llegar alli", dijo el lugarteniente de Lee durante la batalla, "el problema es permanecer alli".


Informes posteriores a la batalla de los comandantes de Hezbollah confirman ahora que las tropas del IDF nunca aseguraron completamente el area fronteriza y Maroun al-Ras nunca fue absolutamente tomada. Ni Hezbollah nunca sintio la necesidad de llamar a sus reservas, como Israel si lo hizo. "La entera guerra fue peleada por una sola brigada de Hezbollah de 3.000 hombres, y no mas", dijo un experto militar en la region. "La brigada Nasr combatio la entera guerra. Hezbollah nunca sintio la necesidad de reforzarla".


Informes del Libano subrayan este punto. Para gran sorpresa de ellos, los comandantes de Hezbollah descubrieron que las tropas israelies estaban probremente organizadas y disciplinadas. La unica unidad israeli que actuo de acuerdo a sus estandares fue la brigada Golani, de acuerdo a observadores libaneses. Las IDF eran un "surtido disparejo", informo un funcionario con un profundo conocimiento del slang de EEUU. "Pero eso es lo que sucede cuando te pasas 40 años disparando balas de goma contra mujeres y niños en Cisjordania y Gaza".


Los comandantes de las IDF tambien quedaron incomodos con la actuacion de sus soldados, notando una significativa falta de disciplina incluso entre sus soldados regulares mejor entrenados. Las reservas eran peores, y los comandantes de las IDF dudaron en ponerlas en combate.


El 25 de julio, la estrategia de Olmert de retroceder desde la proclamada meta de destruir a Hezbollah estaba en su curso pleno. El ministro de defensa israeli, Amir Peretz, fue el portador de estos malabares semanticos, diciendo que la actual meta de Israel era crear una "zona de seguridad" en el sur del LIbano. Sus palabras fueron acompañadas con una amenaza: "si no hay una fuerza multinacional que tome el control de la frontera, continuaremos controlandola con nuestro fuego contra quien se acerque a la zona de seguridad definida, y que sepan que pueden resultar heridos".


Desaparecida repentinamente estaba la aseveracion que Israel destruiria a Hezbollah; desaparecida tambien la aseveracion que solo la OTAN seria aceptable como unidad pacificadora en la frontera. El 25 de julio, Israel tambien informo que Abu Jafaar, un comandante del "sector central" de Hezbollah en la frontera libanesa, habia muerto "en un intercambio de fuego" con soldados israelies cerca de la aldea fronteriza de Maroun al-Ras, la cual aun no habia sido tomada. El informe no era cierto. Abu Jafaar hizo comentarios publicos al final de la guerra.


A final del 25 de julio, durante la visita a Jerusalen de la secretaria de estado de EEUU, Condolezza Rice, el ejercito israeli se habrio camino hacia Bint Jbeil, denominandola "capital del terror de Hezbollah". La lucha por Bint Jbeil se prolongo durante nueve dias. Pero permanecio en manos de Hezbollah hasta el final del conflicto. Para entonces, la ciudad habia sido destruida, mientras los combatientes de Hezbollah pudieron sobrevivir los repetidos bombardeos aereos y artilleros, replegandose a sus bunkers durante lo peor de la campaña aerea y artillera, y solo emergiendo cuando las tropas del IDF en operaciones posteriores trataban de tomar la ciudad.


Las tacticas de Hezbollah recordaban aquellas seguidas por el ejercito Nordvietnamita durante los primeros dias del conflicto de Vietnam - cuando los comandantes del NVA decian a sus hombres que necesitaban "esquivar las bombas" y entonces combatir a los norteamericanos en acciones de unidades pequeñas. "Tienen que aferrarlos de las hebillas de sus cinturones", dijo un comandante nordvietnamita al describir estas tacticas.


El 24 de julio, como otro signo de su aparente fracaso en el Libano, Israel desplego las primeras miles municiones de racimo contra lo que denomino "emplazamientos de Hezbollah" en el sur del Libano. Las municiones de racimo son una efectiva, pero cruel, herramienta de combate y aquellas naciones que las usan, incluyenfo cada miembro de la OTAN (asi como Rusia y China), se han negado repetidamente a entrar a un acuerdo internacional prohibiendo su uso.


Las mas responsables de las naciones-estados que las usan, sin embargo, utilizan un "doble detonador" en sus municiones para destruirlas cuando las "mini-bombas" erran tras haber sido lanzadas. Durante la administracion del presidente de EEUU, Bill Clinton, el secretario de defensa William Cohen acordo el "doble-detonador" de las municiones de racimo de EEUU y una desaparicion progresiva de municiones de "alto residuo explosivo" en el arsenal de EEUU, que intentaba cortar el rango de fallo de estas municiones de 14 % (algunas estimaciones son mas elevadas) a menos de 3 % (aunque algunas estimaciones son menores).


Mientras las investigaciones sobre el uso de estas municiones por Israel aun no estan completas, ahora parece que las IDF desplegaron municiones de "detonador unico". Recientes informes en la prensa israeli indican que los oficiales de artilleria tapizaron docenas de aldeas libanesas con estas "mini-bombas" - lo mas cercano a la definicion de uso "indiscriminado" de poder de fuego que uno puede llegar.


Las municiones israelies puede que hayan sido adquiridas de arsenales anticuados de EEUU, donde no existian "doble-detonadores", haciendo a EEUU complice de este bombardeo indiscriminado. Tal conclusion parece encajar con la secuencia de tiempo del reaprovisionamiento de municiones hacia Israel el 22 de julio. Las IDF pudieron haber descargado y desplegado estas municiones lo suficientemente rapido como para haber creado la crisis de municiones de racimo en el Libano que aqueja aun a esta nacion - y eso comenzo el 24 de julio.


El 26 de julio, oficiales del IDF concedieron que las previas 24 horas en su lucha por Bint Jbail fue "el dia mas duro de lucha en el sur del Libano". Tras fallar en tomar la ciudad de manos de Hezbollah en la madrugada, los comandantes de las IDF decidienron enviar su brigada de elite Golani. En dos horas, en la tarde, nueve soldados de la brigada Golani fueron muertos y 22 resultaron heridos. Mas tarde, la IDF desplego su brigada paracaidista de elite a Maroun al-Ras, donde la lucha con elementos de la brigada Nasr estaba en su tercer dia.


El 27 de julio, en respuesta al fracaso de sus unidades para tomar estas ciudades, el gobierno israeli acordo llamar a tres divisiones de reserva mas - un total de 15 mil soldados. Para el 28 de julio, sin embargo, se estaba volviendo claro cuan severo habia sido el fracaso de la IAF en sus intentos de detener los ataques coheteriles de Hezbollah. En aquel dia, Hezbollah desplego un nuevo cohete, el Khaibar 1, que golpeo Afula.


El 28 de julio, la gravedad de las fallas de la inteligencia de Israel finalmente llegaron al publico israeli. En aquel dia, oficiales del Mossad filtraron informes que, segun sus estimaciones, Hezbollah no habia sufrido ninguna desgaste significativo en sus capacidades militares, y que la organizacion podria ser capaz de continuar el conflicto por muchos meses mas. Las IDF no estuvieron de acuerdo, declarando que Hezbollah habia sido gravemente dañado. Las primeras fisuras en la comunidad de inteligencia israeli estaban comenzando a verse.


Expertos en EEUU tambien estaban comenzando a cuestionar la estrategia y capacidad de Israel. El Brookings Institution de inspiracion conservadora, publico un comentario por Philip H. Gordon (quien culpo a Hezbollah por la crisis), aconsejando "el problema no es si Hezbollah es o no responsable por esta crisis - que si lo es - o si Israel tiene el derecho a defenderse - que lo tiene - sino si esta particular estrategia (una sostenida campaña aerea) funciona. No funcionara. No debilitara a Hezbollah, porque es simplemente imposible eliminar miles de cohetes pequeños, moviles, ocultos y facilmente reemplazables por medio de una campaña aerea".


El comentario de Gordon reflejo los puntos de vista de un creciente numero de oficiales militares, quienes estaban apurados desempolvando sus propios planes aereos en el caso de una orden de ataque de la Casa Blanca contra los sitios nucleares iranies. "Hay una percepcion erronea comun que la USAF (fuerza aerea de EEUU) estaba complacida por la guerra israeli contra el Libano", nos dijo un experto en Medioriente con acceso a altos funcionarios del Pentagono. "Estaban angustiados. Conocian muy bien los limites de su propio poder y sabian como podia ser mal utilizado".


"Parecia para ellos (los oficiales de la USAF) que Israel habia olvidado el manual en el Libano. Esto no era quirurgico, ni precisa y ciertamente tampoco inteligente. No puedes simplemente tapizar de plomo un pais y esperar ganar".


Las frias y duras cifras de la guerra apuntan a la falacia de la campaña aerea y terrestre israeli. Hezbollah habia acumulado mas de 18 mil cohetes en sus arsenales previos al conflicto. Estos sitios fueron reforzados contra ataques aereos israelies y facilmente sobrevivieron la campaña aerea. Los oficiales de Hezbollah calcularon que desde el momento del lanzamiento del cohete hasta que la IAF pudiera identificar y desplegar cazas para eliminar las plataformas moviles, pasaban 90 segundos. A traves de años de esforzado entrenamiento, los equipos coheteriles de Hezbollah habian aprendido a desplegarse, disparar y esconder eficazmente sus lanzaderas moviles en menos de 60 segundos, con el resultado que los aviones y helicopteros de la IAF (que Israel posee en muchos menos numeros de los que se ufana) no podian detener el continuo fuego de cohetes de Hezbollah contra Israel ("Israel esta a casi tres helicopteros mas de un desastre total", comento un funcionairo militar estadounidense).


Hezbollah lanzo alrededor de 4 mil cohetes contra Israel (una cifra mas precisa, aunque incierta, calcula el lanzamiento de 4.180 cohetes), rebajando su reserva a 14 mil cohetes - suficiente para proseguir la guerra por al menos tres meses mas.


Sin embargo, y aun mas significativo, los combatientes de Hezbollah demostraron ser dedicados y disciplinados. Utilizando herramientas de inteligencia para localizar las penetraciones de infanteria israeli, probaron ser iguales a las mejores unidades de combate de Israel. En algunos casos, las unidades israelies fueron derrotadas en el campo de batalla, forzados a subitos repliegues o forzados a recurrir a un paraguas aereo para salvar a sus elementos de ser arrollados. Incluso al final de la guerra, el 9 de agosto, las IDF anunciaron que 15 de sus reservistas fueron muertos y 40 fueron heridos en combates en las aldeas de Marjayoun, Khiam y Kila - un pasmoso grado de bajas para una pieza marginal de territorio real.


La robusta defensa de Hezbollah tambien estaba cobrando su precio sobre los blindados israelies. Cuando Israel finalmente acordo el cese de fuego y comenzo su retirada del area fronteriza, dejo atras mas de 40 vehiculos blindados, casi todos ellos destruidos por misiles anti-tanque AT-3 "Sagger" expertamente desplegados - el cual es el nombre de la OTAN para los misiles Malyutka 9M14 ("Bebito") de segunda generacion, portatiles via vehiculo o personal y guiados por cable.


Con un alcance de 3 kilometros, el Sagger resulto ser enormemente exitoso en destruir tanques israelies, un hecho que debe haber dado escalofrios a los comandantes de blindados israelies, en gran parte debido a que el misil Sagger utilizado por Hezbollah es una version mas antigua (desarrollada y utlizada en 1973) de una version aun mas moderna que es mas facilmente ocultable y desplegable, y que posee una carga aun mas poderosa. Si las IDF no pudieron proteger sus blindados contra una version de "segunda generacion" de 1973, los comandantes de las IDF se deben estar preguntando ahora como podrian posiblemente protegerse contra una version que es mas moderna, mas sofisticada y mas letal.


Previo a la implementacion del cese de fuego, el establishment politico israeli decidio que "lanzaria" paracaidistas israelies en areas claves a lo largo del rio Litani. La decision fue aparentemente hecha para convencer a la comunidad internacional que las reglas de enfrentamiento para una fuerza de la ONU deberian extenderse hacia el sur del Litani. Tal declaracion no podia ser hecha a menos que Israel pudiera verdaderamente asegurar que habia limpiado esa parte del Libano hasta el Litani.


Un significativo numero de fuerzas israelies fueron aerotransportas hacia las areas clave justo al sur del Litani para lograr esta meta. La decision pudo haber llevado a un desastre. La mayoria de las fuerzas israelies aerotransportadas a estos sitios fueron inmediatamente rodeadas por unidades de Hezbollah y pudieron muy bien haber sido decisivamente masacradas de no haber sido por la llegada del cese de fuego. La decision politica enfurecio a oficiales retirados de las IDF, uno de los cuales acuso a Olmert de "hacer marketing con el ejercito" - utilizando al ejercito para propositos de relaciones publicas.


Posiblemente el signo mas delator del fracaso militar israeli proviene del recuento de muertos y heridos. Israel ahora asegura que liquido a alrededor de 400 a 500 combatientes de Hezbollah, mientras que sus propias bajas fueron significativamente menores. Pero un mas preciso recuento demuestra que las bajas de Israel y Hezbollah fueron casi iguales. Es imposible para los Shi'itas (y por ende, Hezbollah) impedir un funeral honorable para sus martires, asi que en este caso es simplemente un asunto de contar funerales. Poco menos de 180 funerales fueron efectuados para combatientes de Hezbollah - casi el mismo numero muerto en el lado israeli. Aquella cifra puede que sea revisada y aumentada; nuestra mas reciente informacion desde el Libano dice que el numero de funerales de martires en el sur puede ser precisamente graficado en 184.


Pero en todo caso - si es en cohetes, vehiculos blindados o numero de muertos y heridos - la lucha de Hezbollah contra Israel debe ser definida como una decisiva victoria militar y politica. Incluso su fuera de otra forma (y claramente no lo es), el completo impacto de la guerra de Hezbollah con Israel durante un periodo de 34 dias entre julio y agosto, ha provocado un terremoto politico en la region.


La derrota militar de Israel por parte de Hezbollah fue decisiva, pero la derrota politica de EEUU a manos de Hezbollah - que incuestionablemente se puso del lado israeli durante el conflicto y se rehuso a finalizarlo - fue catastrofica y ha tenido un impacto duradero sobre el prestigio norteamericano en la region.
continuará

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...