miércoles, 22 de febrero de 2012

Haiti: Carnaval con el presidente Michel Martelly (videomausica)




eddy beltre  espacinsular
PUERTO PRINCIPE,22 de febrero de 2012.- Muchos más que en la República Dominicana, el carnaval, una larga tradición en Haití, con mayor arraigo en Port au Prince, la ciudad capital, tiene una fuerte dimensión política. A través de sus merengues satíricas los grupos musicales expresan y ponen a cantar al pueblo durante tres días “coros” que son casi eslóganes políticos o criticas acérrimas en contra el poder. Por primera vez en la historia del país, una figura prominente de la vida artística y del carnaval llegó al poder en mayo del año 2011.
Autoproclamado durante la década de los ‘90 “presidente del compas”, el ritmo musical
popular haitiano, Michel Martelly, ahora como presidente de la nación organizó del 19 al 21 de este mes su primer carnaval. De crítico sin piedad, usando hasta palabras obscenas para referirse a los pasados presidentes Jean Bertrand Aristide y René Preval, durante las fiestas de carnaval, Martelly es hoy, junto a la MINUSTHA, blanco de las críticas de varios grupos musicales. Destacando, el merengue del rapero Don Kato “Un presidente bufón” y el de “Metáfora” que pone el dedo en las llagas de las inmoralidades perpetradas por agentes onusenses y su implicación en la propagación del cólera en Haití.

Más, Martelly parece haber logrado sin mayores dificultades por ahora, “trasladar” el carnaval capitalino a la sureña ciudad de Los Cayos. Unos cinco millones de dólares aportados por el gobierno y el sector privado pudieron garantizar acomodar hasta en casas particulares los huéspedes en 654 habitaciones. Igualmente más de 40 reinas y reyes con 11 carrozas alegóricas y 13 carrozas musicales que transportan los grupos y sus potentes sonidos, lo que es la esencia ambiental del carnaval haitiano. El gobierno esperaba unas 500,000 personas en esa primera experiencia en Los Cayos.

Empero, muchos entienden que es un carnaval elitista porque las masas de los barrios capitalinos no tienen los recursos suficientes para hacer el viaje y costear su estancia durante tres días allá. Eso sí, los originarios del sur del país que viven en la diáspora, por ser escogido su lugar natal para celebrar el carnaval han venido en gran número. Los más pudientes usaron el crucero fletado por el gobierno.

Sin su tradicional carnaval, Puerto Príncipe se quedó triste. Si bien es cierto que el sitio donde se organiza el carnaval de la capital cada año, el Campo de Marzo, está ocupado aun por damnificados del terremoto de hace dos años en Haití, la población capitalina no está conforme. Unos grupos conocidos como “Banda a Pies”, salieron el domingo, cantando su inconformidad con el coro “abajo Micky”.

Por otro lado, estudiantes de la Facultad de Etnología quienes tuvieron un choque con simpatizantes del Jefe de Estado al participar este en una “banda a pies” justo frente al centro de estudios el pasado viernes, anuncian para después del carnaval, acciones y manifestaciones para protestar en contra de lo que consideren como “una provocación” del mandatario. Ese día, nutridos disparos y actos de saqueos se registraron en la facultad, de parte de la seguridad presidencial y civiles armados, contrario a lo que la prensa comercial internacional consideró como “ataques” al sequito presidencial.

Enfrentado a varios sectores, particularmente el parlamento, respecto a una investigación sobre su supuesta doble o triple nacionalidad, algunos analistas haitianos entienden que la decisión del mandatario de llevar el carnaval al Sur, es una forma de buscar apoyo político en polos importantes del interior del país ante una agenda política muy complicada que espera la nación después de las fiestas del carnaval.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...