lunes, 16 de junio de 2014

Haitì: 10 años de ocupación militar de la ONU

 La Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) cumplió 10 años. La organización Jubileo Sur Américas está divulgando un manifiesto en el que se pide el retiro inmediato de las fuerzas militares extranjeras, lideradas por Brasil, del territorio haitiano. La campaña de movilización continúa hasta el 15 de octubre, fecha en que el Consejo de Seguridad votará nuevamente la continuidad o no de la Minustah. Para firmar el manifiesto basta con enviar un e-mail a sandraq@pacs.org.br o jubileusulbrasil@gmail.com. 


La Misión se creó en un contexto de golpe de Estado bajo la "excusa” de salvaguardar a la población civil. "Diez años de ocupación, de luchas y resistencia por parte de un pueblo que vive cada día las consecuencias catastróficas de las acciones   perpetradas por la Minustah. Minustah no es una misión humanitaria. Es una ocupación militar instalada en Haití desde el 1º de junio de 2004 por decisión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), después de que Estados Unidos habría consumado el primer golpe de Estado de este nuevo milenio, contra el ex presidente electo democráticamente Jean-Bertrand Aristide. "Bajo el pretexto de estabilizar el país, el verdadero objetivo de la Minustah es evitar que el pueblo haitiano ejerza su soberanía y autodeterminación". 

Sirve además para ensayar nuevas formas de intervención y de control social, como las que después se aplicaron en los golpes de Estado contra Honduras y Paraguay, por ejemplo, o en las favelas y contra las manifestaciones en Brasil”, afirma Jubileo. ¿El resultado en Haití? Después de 10 años de ocupación, para la entidad, el país se encuentra en una situación de grave crisis política e institucional, con una clara regresión democrática, represión violenta y sistemática de las manifestaciones populares y ataques a dirigentes de la oposición.

 La Minustah también apoyaría una manipulación grosera de los procesos electorales e institucionales y la entrada libre de capitales transnacionales para controlar espacios estratégicos de la economía, incluyendo la megaminería, el turismo de lujo, empresas que exportan productos sin pagar impuestos y la agroindustria exportadora. En realidad, Estados Unidos, Francia y Canadá dirigen la inteligencia y el planeamiento estratégico de la MINUSTAH, revela Jubileo. Dejaron a Brasil al comando de las tropas, que provienen de América del Sur y Central: Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Perú, Guatemala, Bolivia, Ecuador, Paraguay, El Salvador y Honduras. 

Los recursos disponibles para la lucha contra el cólera permitirán atender solamente al 8% de las 45 mil personas que serán afectadas por la enfermedad este año, según proyecciones. Jubileo denuncia además que la Minustah opera con una impunidad sin igual, asegurada por las Naciones Unidas y la intervención dirigida por el Gobierno de Estados Unidos para controlar los procesos electorales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...