jueves, 20 de noviembre de 2014

NUBARRONES EN COLOMBIA

“Continuar el proceso de paz en Colombia debe ser una exigencia de Latinoamérica”
Miguel Ángel Sandoval * De forma intempestiva el presidente colombiano anunció que se suspendían de manera temporal las conversaciones de paz entre el gobierno de ese país y las FARC, organización guerrillera. La verdad de las cosas es que el motivo que presenta el presidente  Santos para suspender “momentáneamente” las conversaciones, es todo, menos creíble. Un general del ejército, que se encuentra en guerra, fue capturado por una unidad guerrillera en su territorio, algo normal en un conflicto de tal naturaleza. Ya hemos visto en
los meses que duran los diálogos de La Habana, enfrentamientos armados, muerte de activistas sociales, más de algún comandante guerrillero y eso no fue motivo para que las FARC se levantaran de la mesa, pues éstas tienen una posición seria de cara al dialogo por la paz en Colombia.

En este caso parecería que esto es un mensaje de Santos para calmar a su frente interno que tiene en el ejercito un factor de suma importancia, en los paramilitares que ruidosos como son no aceptan la idea de la paz y sobre todo, al ex presidente Uribe que observa como el proceso de paz se abre camino a pesar de sus berrinches, sus trampitas, sus alianzas contrarias a la paz.

La fórmula de “negociar bajo las balas” es algo que se produjo en El Salvador, en Guatemala y en la mesa de La Habana, siempre se consideró que el tema del cese el fuego era la parte final del proceso, pues no se podría tener confianza dada la historia de procesos truncos por una u otra razón, como la que ahora se invoca por los voceros gubernamentales. 

El temas es grave pues los diálogos de paz que tienen lugar en la Habana ya forman parte de las expectativas de la mayoría de la sociedad colombiana. Muchos se han desplazado hacia la isla caribeña para exponer ante la mesa o ante las partes, temas que tienen que ver con la situación existente en ese país luego de unos cincuenta años de guerra.  En este sentido no parece serio, responsable y propositivo, que el presidente colombiano diga de manera unilateral que el proceso se suspende por la captura de un general del ejército en guerra.

Es normal, por otra parte, que las derechas acudan a formulas del tipo, que “entreguen las armas sin condiciones” “que se rindan a la democracia”, y otras linduras mas, que no entienden que las FARC se encuentra en la mesa de negociaciones porque quieren una mejor Colombia, porque apuestan a las salidas políticas y porque saben de su fortaleza militar y política, de denuncia y propositiva. En suma, quieren una paz firme y duradera.

Creo que el proceso de diálogo debe continuar, aunque para ello es necesario superar las actitudes irresponsables de declaraciones como la hecha por el presidente Santos en Bogotá.

*Miguel Ángel Sandoval , fue un dirigente del EGP (Ejèrcito Guerrillero de los Pobres), y formò parte del grupo diplomàtico de la insurgencia del Guatemala que negociò la firma de los ccuerdo de paz.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...