miércoles, 19 de septiembre de 2007

España - ¿Palomitas de maíz y paella transgenicas?

Amigos de la Tierra denuncia la contaminación generalizada de alimentos por transgénicos.
Amigos de la Tierra ha analizado una serie de alimentos a la venta en los supermercados, en busca de maíz transgénico sin etiquetar. Se han encontrado varios productos contaminados, como palomitas de maíz para microondas o colorantes para paella. Amigos de la Tierra exige que se respete el derecho a una alimentación sana, segura y libre de transgénicos.
Datos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) confirman que los organismos modificados genéticamente (OMG) entran en nuestra dieta sin que los consumidores lo sepamos ni podamos evitarlo.

La legislación obliga a que si un alimento contiene transgénicos, esta información figure en la etiqueta. Sin embargo, se tolera una contaminación de hasta un 0,9% en cada ingrediente sin que el consumidor tenga que ser informado, permitiendo en la práctica que los OMG entren en nuestra dieta sin que tengamos la posibilidad de evitarlo.

Tres de estos productos contenían OMG [1]. Los datos de los análisis que la AESA realiza de forma periódica de productos con maíz y soja muestran que en los años 2004 y 2005, entre el 15 y el 17% de los alimentos analizados contenían OMG. Estos productos, no identificados como transgénicos, incluyen papillas y leches infantiles, yogures, platos preparados o productos cárnicos [2].

David Sánchez, Responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra afirmó: “La legislación no permite que los consumidores ejerzamos nuestro derecho a no comer transgénicos. A pesar del rechazo social a estos alimentos, están entrando en nuestra dieta sin que seamos informados.”

El origen de esta presencia generalizada de OMG en productos de alimentación se explica por las condiciones en las que se cultiva el maíz transgénico en España desde 1998 y por las importaciones de soja transgénica. La falta de transparencia y la ausencia total de información y de controles reales impide que los agricultores puedan evitar ver sus cosechas contaminadas por maíz transgénico o que la separación entre las materias primas transgénicas y las convencionales o ecológicas sea efectiva.
Las incertidumbres sobre la seguridad de los OMG para la salud y el medio ambiente continúan. La propia Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, afirmó en una entrevista al periódico 20 Minutos el 12 de febrero de este año que los transgénicos: “Nunca han aportado estudios de impacto ambiental ni garantías sobre la salud de los consumidores”.

David Sánchez añadió: “Los transgénicos en nuestro país están fuera de control y nuestra comida termina contaminada. Mientras, la máxima responsable en Agricultura y Alimentación reconoce sus dudas sobre su seguridad. No podemos permitir que sigan experimentando con nuestra salud y nuestro medio ambiente.” www.ecoportal.net

Más información: informe de Amigos de la Tierra “Transgénicos y Alimentación: Nuestra comida contaminada”: http://www.tierra.org/spip/IMG/pdf
Notas:
[1] Los productos en los que Amigos de la Tierra ha encontrado maíz transgénico son:
- Pop Up, palomitas al punto de sal. Marca: Bimbo. Compradas el 30 de julio de 2007 en el Supermercado Supersol C/ Bravo Murillo Nº 308, Madrid.- Preparado para paella. Marca Hacendado. Comprado el 25 de julio en el Supermercado Mercadona. c/ Camino de Ronda, Granada.- Colorante alimentar. Marca Ducros. Comprado el 25 de Julio en el supermercado Eroski Center C'an Martinet S/N. Sta. Eulalia, Ibiza
En los tres productos, el porcentaje de maíz transgénico era inferior al 0,9%, por lo que no tienen obligación de reflejarlo en la etiqueta.

[2] Los datos están tomados de los siguientes informes, disponibles en la página web de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria. http://www.aesan.msc.es/
• Agencia Española de Seguridad Alimentaria. Memoria de alertas alimentarias y programación del control oficial. Memoria 2006.
• Agencia Española de Seguridad Alimentaria. Memoria de actividades de la Subdirección General de Alertas Alimenticias y Programación del Control Oficial. Año 2006.