martes, 3 de junio de 2014

Geopolítica de la Patria Grande. Entrevista con el autor Miguel Barrios

Nos cuesta internalizar la idea de estado continental de los libertadores 

Miguel Ángel Barrios, autor de Hugo Chávez: pensamiento histórico y geopolítico, accedió a entrevistarse con Miradas al Sur para hablar de su nuevo libro, de Venezuela y la geopolítica de la Patria Grande. Después de un mes en las tierras de Bolívar y de una exitosa publicación de la obra que analiza y desmenuza en su enorme complejidad el pensamiento de Chávez, su breve paso por Buenos
Aires le permite un respiro para conversar sobre la actual situación Latinoamericana. En Venezuela, el General Mayor Jacinto Pérez Arcay de las Fuerzas Armadas Revolucionarias es contundente, según Miguel Barrios. Asegura que de los 2.500 libros escritos hasta el momento sobre la figura del Comandante, 2.470 poseen un sesgo negativo hacia su persona y su legado histórico.

–En este contexto, cómo visualizas este aporte que tú haces a la visión de Hugo Chávez, pensando en la cuestión geopolítica particularmente, y pregunto también al mismo tiempo, ¿puede haber un aporte original al pensamiento del chavismo y de Hugo Chávez como figura política y movimiento nacional popular?

–Lo que para mí tiene de original el libro es que es una compilación de discursos de Chávez con un estudio preliminar de Pérez Arcay. Pérez Arcay fue profesor de Chávez y ese estudio, con un prólogo de él, pero que en realidad es un estudio introductor y luego un estudio preliminar mío y la selección de texto que yo hice fue para entroncar a Chávez en la línea del latinoamericanismo. Yo vi mucha biografía sobre Chávez que se lo entronca con el socialismo, pero esto es una parte de Chávez, pero no Chávez como una totalidad. 

Por decirte la biografía de Chávez de las conversaciones con Ramonet, hay como una línea, yo considero que la biografía de Modesto Guerrero es interesante, pero no es un estudio sobre el pensamiento de Chávez. Así, este libro, desde el punto de vista del pensamiento de Chávez, me parece un aporte original porque sintetiza su pensamiento desde una perspectiva Latinoamericana en el sistema mundo del siglo XXI.

Uno podría pensar que el pensamiento de Hugo Chávez es autoformado, autocreado, autogenerado a través de su propia experiencia vital, es la que creó este marco geopolítico digamos, me refiero a que él creciendo en su propia tierra, en su propia realidad fue visualizando los problemas hacia los cuales, él se encaminaba en la medida en que iba entroncando su propio designio hacia el movimiento histórico.

Pienso que la microhistoria se junta con la macrohistoria, es decir, por supuesto que en él tiene mucho que ver su formación en la academia militar y su encuentro con Pérez Arcay, pero no olvidemos que yo insisto mucho en esto, porque lo dice el propio Chávez, “el general Arcay me produjo un segundo nacimiento y porque nace mi conciencia”, dice él. Ahora bien, Arcay implica un líder, el general Arcay, pero esa microhistoria hubiera sido imposible sin la macrohistoria, a la cual yo me refiero, al Caracazo, y porque el Caracazo está íntimamente ligado al 4 de febrero de 1992, entonces siempre me parece, cuando estamos hablado de líderes que son, que trasciende a su tiempo histórico, la microhistoria se junta con la macrohistoria; como Perón con el 17 de octubre, uno se pregunta si Perón hizo el 17 de octubre o el 17 de octubre hizo a Perón.

–Siguiendo con los personajes digamos, las personalidades. ¿Podrías describir brevemente quién era este maestro de Hugo Chávez?

–El maestro de Chávez vive, tiene 84 años. Es el Mayor General Jacinto Pérez Arcay y ha escrito esta gran cantidad de obras, pero dos fundamentales para la formación de Chávez, que lo dice Chávez, que eran sus libros de cabecera. El Fuego Sagrado, una biografía de Bolívar, y una biografía de Ezequiel Zamora, que era un caudillo, que luchaba por hombres y tierras libres, por la reforma social y agraria.

–¿Libros escritos en el contexto de los años ’70?

–Pérez Arcay fue profesor de Chávez en la Academia, donde Chávez estuvo desde el año ’71 hasta el ’75. Donde se recibe de licenciado en Ciencia y Arte Militar y la academia se transformó en universidad, en un plan que se llamó Plan Andrés Bello. Hay un dato muy interesante en esta microhistoria. Chávez, en una conferencia que da un general sobre Bolívar, siendo cadete le señala equivocaciones históricas, y entonces el general lo castiga con una sanción disciplinaria que casi llegaba a la expulsión. El General de la Academia quiere que se lo condene por disciplina y el general Arcay dirime a favor del cadete Chávez porque la verdad histórica la tenía él, corrigiendo bien al general.

–Yendo nuevamente a la macrohistoria y pensando en el actual marco geopolítico tanto de Suramérica como en el cambio de época en que estamos inmersos, la situación venezolana parece medianamente estabilizada. Si pensamos en que hay dos años sin elecciones, lo que puede llevar a una cierta estabilidad, ¿es plausible la consolidación de un nuevo referente con Nicolás Maduro?

–Absolutamente, es un escenario en el cual tenemos todo a favor. Ahora, tenemos que entender que el escenario de las guarimbas, es un escenario que no es contra Venezuela, en mi opinión, sino que es un campo de laboratorio que están haciendo los Estados Unidos, en base a la estrategia del golpe suave de Gene Sharp [Albert Einstein Institution] de una Siria latinoamericana en Venezuela para expandirse a la América del Sur.

–Varios autores han recalcado esta coincidencia entre el recrudecimiento de la violencia en Venezuela, el recrudecimiento en Siria y la cuestión de Ucrania al mismo tiempo.

–Totalmente, o sea que no es un problema venezolano. Es un problema que Estados Unidos necesita en función de su cambio de estrategia de concentrase en el foco Asia Pacífico, porque su hipótesis lo dice con nombre y apellido, su principal hipótesis se llama China, entonces necesitan tener tranquilo el patio trasero. John Kerry dijo que el patio trasero debe volver refiriéndose hacia la doctrina Monroe. 
Y la cuestión de Ucrania, en el fondo, es que ellos quieren desestabilizar porque de alguna manera Ucrania, o sea, Crimea y la flota rusa en el Mar Negro, implica de alguna manera no ser Rusia, quitar el Talón de Aquiles a Rusia, lo que ellos no esperaban era la reacción estratégica y proactiva de Putin, que ha demostrado ser un estratega de primerísimo orden mundial.

–En ese sentido, muchos se preguntan, ¿qué pasa con Unasur, qué pasa con Mercosur ante todo este panorama de complejidad y constante movimiento?

–Bueno, yo pienso que Unasur extraña las ausencias un poco. Ahí hay una cuestión sentimental que unía a Néstor Kirchner, Lula y el Comandante que le daban una velocidad. De todas maneras hay que registrar dos cuestiones: América latina y Caribeña le propinó una derrota en la OEA a Estados Unidos, ése es un dato que nadie lo ha dicho, o sea, se pasó tácito cuando no le permitieron a Corina Machado hablar en el asiento del Embajador de Panamá, o sea, que en la propia OEA sufrió una derrota y luego la cuestión de Unasur, también en general hubo un arbitraje y no una intervención directa de la OEA ante el problema de las guarimbas.

–Desde acá se visualiza una división en la oposición venezolana.

–El dato objetivo es que la oposición no se pone de acuerdo y el chavismo quiere que de esto se entere el mundo entero, porque usted sabe: han quemado 15 universidades, edificios gubernamentales y hay alrededor de más de 15 a 20 asesinatos de guardias nacionales. Entonces es muy importante lo que Maduro acaba de crear, esto es, un Ministerio de Comunicaciones Internacionales, porque hoy la opinión pública internacional es un actor de las relaciones internacionales, entonces el sistema de comunicaciones del imperio o su centro de poder mundial han creado las más grande cadena de desinformación mundial, inclusive más que en Siria, alrededor del Comandante de la Patria, Hugo Chávez. Y no por casualidad, sino por la derrota que se propino en Mar del Plata al ALCA.

–Sin embargo, la estrategia es siempre integral, la estrategia contrarrevolucionaria va por un lado por la violencia y por otro lado busca también los caminos electorales.

–Por supuesto, siempre van generando todos los mecanismos, pero en Venezuela la última derrota electoral fue tan grande que un millón y medio de votos, cuando ellos creían que ganaban, que hace que se radicalicen y busquen el terrorismo urbano. El terrorismo urbano que surgió está ligado a la derrota de diciembre.

–¿Qué espera Venezuela y el chavismo de Argentina?

–La Argentina es un país muy admirado por Chávez, por el chavismo y en especial hay una gran afinidad y amistad política y de simpatía hacia la figuras de Néstor Kirchner y de Cristina Kirchner, porque saben de la amistad pública que existía entre ambos.

–¿Cuál es el rol de Diosdado Cabello en este momento en Venezuela?

–Bueno, Cabello es un aliado fundamental y una figura política importantísima en Venezuela, es presidente de la Legislatura y un dirigente que en ningún momento ha demostrado, como se pretende desde algún sector de esta campaña desinformativa de que forma parte de un ala militar anti Maduro o de que forma sectores de corrupción que erosionan al Estado venezolano, etc., etc., sino al contrario, se ha mostrado en todo momento aliado a Maduro y en una alianza estratégica permanente como jefe del chavismo en el parlamento.

–Desde el punto de vista geopolítico, para volver un poco a esta dimensión, Brasil y Argentina para la integración latinoamericana partiendo por Sudamérica, son algo así como Francia y Alemania para la integración de la Unión Europea. ¿Cómo visualizan eso los venezolanos?, ¿Cómo visualizan el actual proceso integrado entre Brasil y Argentina?

–Bueno, yo ahí te voy a desdoblar la pregunta: en la época de Perón todavía se llamaba el ABC (Argentina, Brasil y Chile) y diríamos el polo era Argentina y Brasil, pero hoy me parece que el ABV, o sea, Argentina y Venezuela como países del polo hispánicos de la nación latinoamericana y Brasil por el lusitano por la misma raíz cultural ibérica, y desde ese punto de vista me parece que la Argentina tiene fuerza en la medida que tenga fuerza Venezuela ante Brasil, achica diríamos, la diferencia. El problema radica en cierta distancia cultural: por un lado, les cuesta a los latinoamericanos del cono sur ver a Venezuela. 

No fue sino hasta que Chávez nos mostró a Venezuela en su vitalidad y a Bolívar en su actualidad que pudimos percibir de verdad lo que era esta tierra. Y por el otro lado, a los venezolanos les cuesta ver el cono sur del continente. Perciben con claridad hasta Bolivia, lo que crea una cierta lejanía que no es real. 
Con esto estamos hablando también de cuestiones geopolíticas reales, como el déficit en infraestructura, en el problema del ensamblaje en las comunicaciones y en la falta de políticas culturales en la integración regional. Lo mismo nos pasa a nosotros, en el polo hispano, con Brasil. Pero Hugo Chávez vio a Argentina y Brasil en la necesidad de la integración, pues era un adelantado de su tiempo. Es como que el discurso del Comandante y la acción del Comandante no se ha traducido en un mapa territorial, que es la Patria Grande.

–¿Qué medidas concretas están faltando en la dirección de la integración cultural?

–Homologación de títulos universitarios en forma directa, intercambio estudiantiles, becas comunes, cátedras comunes. Cómo puede ser que en una carrera, por ejemplo, de relaciones internacionales no exista relacionales internacionales de América latina, como puede ser que en una escuela de defensa no exista geopolítica Sudamericana cuando estamos hablando del proceso sudamericano de defensa, no conocemos el mapa, cómo puede ser que en las carreras de Ciencia Política, de Historia, no haya historia de la integración latinoamericana. Seguimos viendo a los mapas en forma de territorialidades y por eso nos cuesta internalizar la idea de estado continental de los libertadores de Chávez, de Perón, de Bolívar. Por eso es muy importante la participación de la sociedad civil y las organizaciones tipo ONG y de ámbito de estudios estratégicos como es el Iadeg, hay que empujar, no hay que esperar todo del sistema educativo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...