martes, 16 de febrero de 2016

USA: ¿Por qué las protestas en Oregón son importantes para todo el mundo?

La manifestación de protesta en Oregón es una señal para todo el mundo de que dentro de los EEUU hay una fuerza preparada para enfrentarse a la hegemonía de las élites liberales. Unos simples rancheros americanos que practican los valores tradicionales de su sociedad, se encontraron de repente entre los primeros enemigos de Washington. En el mismo punto, las élites de los
Estados Unidos se convirtieron en tan “no-americanas” que incluso la gente sencilla que  estaba lejos de la política, empezó a sentir que estaban siendo ocupados por una fuerza hostil a ellos.

El choque de dos Américas
Los ganaderos Steven y Dwight Hammond quemaban la paja seca de sus campos cada año, lo que supuestamente en una ocasión inició un incendio cerca de la reserva. Básicamente fueron acusados de incendio premeditado y los detuvieron. Según el juez, el primer incidente “fue hecho por la madre naturaleza”, quemándose a sí misma, y en la segunda ocasión el área afectada fue solamente de un acre (unas 0,4 hectáreas).

 A pesar de esto, los ganaderos (incluyendo a Dwight Hammond de 73 años) fueron puestos bajo custodia. La principal tarea de las autoridades en tales casos es la asfixia de la resistencia de los terratenientes. Este grupo de gente es el menos controlado por el centro, está bien organizado, y, si es necesario, está preparado para defender sus derechos mediante las armas. Esto es simplemente inaceptable para los hegemónicos.

Cristalización de la protesta blanca
No solamente los vecinos, que han decidido apoyar a los granjeros en su lucha contra el gobierno, sino también personas de ideas afines desde otros Estados. Entre ellos están los hermanos Ammon y Ryan Bundy, quienes en 2014, defendieron los derechos del rancho de su padre en disputa con el gobierno federal. Además, una serie de organizaciones radicales anti-gubernamentales, tales como “Pacific Patriots Network, “Oath Keepers”, y “III%”, se han unido a la protesta. Según los expertos, los miembros de tales grupos son más de 150.000 personas, muchos de ellos, son antiguos militares que en su mayoría están bien entrenados con las armas.

Reproducción del mito nacional
Este suceso es típico de las características folclóricas americanas tales como Jesse James y Sundance Kid, héroes que roban bancos y luchan contra los “feds” (federales) porque las políticas de las corporaciones les echaron de las tierras de su familia. Así, cualquier acción similar contra el gobierno federal no es más que una reproducción del mito nacional que siempre encuentra numerosos partidarios sobre todo, entre la población blanca de los EEUU.
La segunda enmienda de la Constitución como una vía de resistirse a la tiranía.
La Constitución de los EEUU formula legalmente el derecho de los ciudadanos a tener y portar armas. Además de la seguridad personal, una de las razones para esto es la capacidad de la gente, en caso de necesidad, para resistirse a la tiranía.

Los fundadores del estado a finales del siglo XVIII previeron que más pronto o más tarde, las autoridades de Washington se volverían tiránicas respecto a su propia población, lo que ha ocurrido en los siglos XX y XXI. La única cosa que previene la finalización de este fenómeno es la presencia de unos 300 millones de armas en manos públicas. Incluso con los sistemas armamentísticos más avanzados, es difícil resistir un ejército de esta magnitud. Las élites liberales son muy conscientes de esto, y todos los años intentan limitar el derecho de la gente a tener y portar armas.

Cobertura mediática
La manera en que el problema está siendo cubierto por los medios es bastante indicativo. La gran mayoría de publicaciones en los Estados Unidos se adhieren a la ideología liberal, y por tanto, su posición en este tema es clara: Los manifestantes en Oregón son criminales armados, nazis, y su lugar está en la prisión. Estos medios comparan a los manifestantes de Oregón con movimientos más radicales, como “Black Lives Matter”, que abogan por los derechos de la gente de color en los EEUU.

 Las acciones abiertamente agresivas de los “activistas por los derechos humanos” no están cubiertas, y las acciones de los manifestantes en Oregón, por contra, son presentadas con la peor luz posible. Una serie de medios conservadores dan cobertura a los eventos en Oregón de forma más adecuada, pero su número es despreciable. Así, los periodistas actúan como protectores de la hegemonía y buscan desacreditar a los manifestantes.

Los acontecimientos en Oregón como un síntoma
Tales eventos son las señales de profundas divisiones dentro de la sociedad americana. Estas ocurrirán más y más a menudo, su escala se incrementará. La razón para esto yace en el crecimiento del estado anímico de protesta entre la población blanca de los EEUU. La clase media entiende que no hay lugar para esta en la América que está siendo construida por la actual élite. El compromiso de la gente con los valores tradicionales, el rechazo del multiculturalismo y el liberalismo, así como una defensa agresiva de sus posiciones podría conducir eventualmente a un conflicto armado con las autoridades federales. En la primera etapa pueden ser aisladas las bolsas de resistencia, principalmente en los Estados sureños y occidentales, pero finalmente la confrontación podría ascender hasta una guerra a escala global como la guerra entre el Norte y el Sur.

 fuente: aqui
Traducción por Enrique J. Refoyo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...