domingo, 13 de febrero de 2011

EGIPTO AHORA: EL PULSO POR EL PODER

FD
La decisión de los jóvenes egipcios de mantenerse en la Plaza Tahrir es de una importancia mayor. Significa que la vanguardia más consciente del pueblo egipcio desconfía – y tiene por qué hacerlo – del lo que la Junta Suprema de las Fuerzas Armadas pueda hacer.
Mantener el “contrapoder” construido durante la revolución es la única garantía de que la fuerza acopiada no se pierda. Esas carpas son el símbolo del poder popular y deberá ser el escenario de la nueva forma de legislar - de frente al pueblo -, y en contra de un régimen agónico que NO HA CAÍDO y se va a resistir a desaparecer.
Los comités de defensa organizados en los diferentes sectores de El Cairo y de Egipto para garantizar el orden - durante los 18 días de protesta -, deben
 ser fortalecidos y convertidos en los ojos y brazos de ese “contrapoder”.
Los intereses del imperio estadounidense y de la oligarquía compradora (capitalistas y cúpula mafiosa del ejército) están vigentes y más vivos que nunca. Ellos se van a encargar de enterrar – así sea por la fuerza – la escasa y mínima democracia política que el pueblo egipcio ha alcanzado de hecho. El pulso va a ser diario y el pueblo movilizado no puede bajar la guardia.

Ya la Junta Suprema emitió sus primeras señales de hacia donde va. Al ratificar los acuerdos internacionales sin ni siquiera haber consultado con el pueblo movilizado y triunfante, ha enviado un mensaje de que el poder autoritario no se ha dado por enterado ni notificado de que hubo una revolución popular. EE.UU. e Israel, respiran por ahora tranquilos.
No han terminado las celebraciones por la caída de Mubarak y ya los compinches y continuadores del “Faraón derrocado”, desconocen las fuerzas de la revolución.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...