jueves, 8 de octubre de 2009

Banco Mundial se une al acaparramiento agrario

Servindi
La organización GRAIN denunció que el Instituto Internacional de Investigación sobre el Arroz (IRRI), miembro del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR), que tiene su sede en el Banco Mundial, patrocina el acaparamiento de tierras agrarias.
GRAIN revela conocer que IRRI “ha estado asesorando a Arabia Saudita en el contexto de su estrategia de adquisición de tierras de cultivo en el extranjero para resolver su propia producción de alimentos”.

GRAIN opina que “era sólo cuestión de tiempo para que el aparato de investigación agrícola internacional quedara atrapado en el impulso de los acaparamientos de tierras, que implican enormes nuevas inversiones: financiamientos frescos para resolver problemas de producción técnica”.
Según las notas que redactó el IRRI sobre su reunión de marzo de 2009 con funcionarios del gobierno saudí, los países potenciales para recibir inversión saudí destinada a la producción arrocera incluyen Etiopía, Sudán, Egipto, Tanzania, Mozambique, Mali y el sur de Brasil, señala GRAIN

Lea a continuación la nota completa de GRAIN

Un documento interno que fue fijado recientemente en el sitio electrónico del Instituto Internacional de Investigación sobre el Arroz (International Rice Research Institute o IRRI) revela que el Instituto ha estado asesorando a Arabia Saudita en el contexto de su estrategia de adquisición de tierras de cultivo en el extranjero para resolver su propia producción de alimentos.

Según las notas que redactó el IRRI sobre su reunión de marzo de 2009 con funcionarios del gobierno saudí, los países potenciales para recibir inversión saudí destinada a la producción arrocera incluyen Etiopía, Sudán, Egipto, Tanzania, Mozambique, Mali y el sur de Brasil.

Como resultado de la reunión, el IRRI fue invitado a que identificara “áreas de investigación que necesiten apoyo adicional en el IRRI y que son relevantes para la iniciativa saudí en el extranjero, el presupuesto aproximado, y algunas directivas de inversión en la producción de arroz en el extranjero”.

El IRRI también se reunió con inversionistas privados involucrados en los planes de dislocar la producción arrocera de Arabia Saudita. Una de tales compañías, Foras International, informó al IRRI de su adquisición de 500 mil hectáreas de tierra de cultivo en Senegal, 200 mil hectáreas de tierra de cultivo en Mali y 10 mil acres (4 mil hectáreas) en Sudán, para cultivar arroz.

Según la agencia Reuters, Foras está manejando un proyecto denominado 7×7, que en un periodo de 7 años intenta producir 7 millones de toneladas de arroz en 700 mil hectáreas de tierra, sobre todo en Senegal y Mali. Mauritania, Uganda, Sudán y Níger son otros países nombrados como posibles objetivos. En un correo electrónico dirigido a GRAIN, Foras confirmó que había adquirido tierra en las riberas de los principales ríos de Mali y Senegal para este proyecto.

El IRRI tiene firmado un Memorando de Entendimiento para colaborar con Foras.
Para Arabia Saudita, las apuestas son altas. Es el tercer importador de arroz más importante y gran parte de sus planes de cultivo en el extranjero giran en torno a este grano básico. Se prevee que su facturación por importaciones alimentarias se dispare a 15 mil millones de dólares este año, 25% más que en 2008.

Desde el punto de vista de GRAIN, probablemente era sólo cuestión de tiempo para que el aparato de investigación agrícola internacional quedara atrapado en el impulso de los acaparamientos de tierras, que implican enormes nuevas inversiones: financiamientos frescos para resolver problemas de producción técnica.

Con frecuencia, el IRRI es considerado el más importante instituto en la investigación del arroz y es miembro del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional, que tiene su sede en el Banco Mundial.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...