lunes, 20 de junio de 2011

El vergonzoso financiamiento del FMI

Attilio Folliero

Liberia, país africano de los más pobres del mundo, tiene una población de aproximadamente más de 4 millones de habitantes; el PIB para el año 2010 fue  menos de mil millones de dólares y el PIB per cápita fue de 226 dólares al año (Datos de Fuente FMI). Su PIB per cápita es  inferior a un dólar por  día.
El FMI, de acuerdo a sus estatutos, tiene, entre otros, la tarea de reducir la disparidad entre los diferentes países. Se podría pensar, de acuerdo a esto, que un país pobre como Liberia es uno de los que reciben más ayuda del FMI, precisamente para reducir su inmensa pobreza.
Es así? Nada de esto! Resulta que de los 226 $ por año de PIB per cápita, 47,69 $ son para financiar el FMI, es decir el 21,10% del PIB per cápita (Nuestro análisis está basado en datos de fuente FMI).
Esta es la vergonzosa política de financiamiento que impone esta institución. Liberia es, por supuesto, un caso extremo, pero todos los países pobres y los muy endeudados sufren esta  política y la  actuación vergonzosa del Fondo. Veamos en detalle  cómo se financia el FMI.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) es financiado por los 187 países que agrupa esta organización, los cuales en su totalidad aportan alrededor de 377.710 millones de dólares. Cuanto aporta cada país? Dada la finalidad legal del organismo, es decir tratar de reducir la disparidad entre los diferentes países, se podría pensar que el fondo es financiado principalmente por los países ricos, precisamente para ayudar a los más pobres. Es así?

Si se analizan las contribuciones al FMI, en valor absoluto, nos encontramos que los países ricos son los que más aportan: 67 mil millones de dólares EE.UU., Japón 24.000, Alemania 23.000, Francia 17.000, Reino Unido 17.000, China 15.000, Italia 12.000, etc. (Véase el listado del aporte al FMI de cada país).

Al analizar el aporte de cada país al FMI, de acuerdo a su PIB, observamos que los países pobres son lo que desembolsan el mayor aporte. De hecho, si comparamos por país, el porcentaje de su aporte al FMI con el porcentaje de su PIB en relación al PIB mundial se evidencia que los países pobres aportan en porcentaje mucho más que los países ricos.

Esta clasificación, que podemos llamar del desequilibrio en el financiamiento al FMI, es encabezada por Liberia: el PIB de este país es de un 0,0015% del PIB mundial, mientras que su aporte al FMI representa el 0,054%, lo que significa un 3.416% más de lo que representa su PIB en relación al PIB mundial. Todos los países que siguen a Liberia, en esta especial clasificación son pobres: Tuvalu, Sierra Leona, Burundi, Zimbabwe, etc. (Véase la tabla con el listado de todos los países).

Cuando analizamos el ingreso per cápita en dólares aportado al FMI por los ciudadanos de varios países, en términos absolutos, encontramos que los habitantes de Luxemburgo son los que más aportan al FMI, es decir $ 1.319 por año cada uno, seguidos por los ciudadanos  de Brunei con $ 821, los suizos, con $ 706 cada una, los estadounidenses $ 206, los italianos $ 207, los venezolanos $ 145, los ciudadanos de Liberia $ 47,69 cada uno; los ciudadanos de Etiopía son los que menos aportan en valor absoluto: $ 2,51 cada uno. (Consulte la tabla con la lista de todos los países).

Pero cuanto inciden los 1.319 $ que transfieren al FMI, los ciudadanos de Luxemburgo sobre el propio PIB per cápita? A los luxemburgueses su aporte al FMI incide sólo el 1,21% del PIB per cápita; para los estadounidenses incide por sólo 0,46% de su PIB per cápita. Y para los liberianos? Cuando los liberianos transfieren al FMI los 47.69 $ cada una, están transfiriendo el 21,10% de su PIB per cápita, que asciende a $ 226 por año! Y así todos los demás ciudadanos de los países pobres. Es decir, cuanto más uno es pobre, más alta es la financiación el FMI (Vea la lista de países que financian el FMI sobre la base del PIB per cápita).

Este sería el órgano que debe compensar los desequilibrios? Es claro que este mecanismo no permite suavizar los desequilibrios entre los estados y está claro que este no puede ser el verdadero fin de ese organismo. El verdadero fin del FMI parece ser controlar los pueblos, impidiendo que se rebelaran al dominio de los países ricos y a la dominación del dólar. Tener los pueblos constantemente atado, con su deuda, a los países ricos e impidiendo que se desarrollaran para poderle “robar” más fácilmente las riquezas naturales, que todavía tienen.

Mientras los estados ricos han dilapidado sus propias riquezas naturales en menos de cien años de sociedad altamente industrializadas, los países subdesarrollados, precisamente porque no se han desarrollado, todavía tienen intactos sus recursos; por ende los países ricos luego de haber gastado sus recursos naturales, han puesto los ojos en las riquezas de los países pobres; para poderse aprovechar de estas riquezas necesitan controlarlos, mantenerlos sometidos y prevenir su desarrollo. Todo esto se obtiene precisamente con las políticas adoptadas por el FMI. Este parece el verdadero propósito del FMI.

En este organismo se han vertido muchas críticas, incluso por el entonces vicepresidente del Banco Mundial,Joseph Stiglitz. El Fondo Monetario Internacional, en definitiva es un monstruo, como titula Angela Pozzi en su blog.

En virtud de las numerosas críticas recibidas, el FMI, en una reunión del pasado noviembre, decidió hacer cambios en su modo de funcionamiento y de financiación. Cambios que van en dirección peor o mejor para los países pobres? Para los países pobres la respuesta es obvia: peor!

En esta reunión, presidida por el entonces secretario general, Dominique Strauss-Kahn, el FMI ha decidido no sólo un reajuste de las cuotas entre los distintos países miembros (que, aparentemente debería ayudar a los más pobres), sino también una duplicación de la misma cuota, con lo que el total del aporte al Fondo de los aproximadamente 377 millones de dólares pasa a más de 750 millones de dólares. En esencia, aunque se redujo el porcentaje de financiación para los países pobres, teniendo en cuenta que la cuota total se duplicará, automáticamente los países pobres tendrán que aportar más dinero, sea en valor absoluto, sea en valor porcentaje sobre su PIB!

Es fácil suponer que la duplicación del aporte, se hizo en vista de la creciente necesidad de "ayuda" a un número creciente de países en crisis. Entonces esta duplicación puede ser interpretada como una señal más de que estamos avanzando hacia una profundización de la crisis económica de los países occidentales.

En resumen, en esta reunión se ha acordado una importante realineación de las cuotas y una distribución más equitativa. Hay que verlo para creerlo!

Hasta ahora, la cuota que cada país tiene que aportar deriva de un cálculo complejo que considera el PIB (por el 50%), el grado de apertura de los mercados (por el 30%), la variabilidad económica (por el 15%) y las reservas internacionales (por el 5%). El monto aportado al Fondo es también la base para el cálculo de la financiación obtenida: un país miembro puede obtener cada año hasta el 200% del importe pagado, por un total máximo del 600% del importe aportado.
Bueno, hasta ahora, si un país pobre quiere y necesita recibir ayuda por el FMI,  tiene que aportar un montón de dinero, llegando al caso límite de Liberia, que anualmente paga el 21% de su PIB. http://attiliofolliero.blogspot.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...